¿Qué tarjeta de crédito elegimos para viajar?

La tarjeta de crédito puede ser muy importante cuando viajamos por el mundo, por lo que es recomendable elegirla bien.

Mejor tarjeta de crédito

Muchos, muchos años atrás, teníamos la costumbre de viajar con un montón de dinero en el bolsillo. Si nos marchábamos al extranjero era costumbre irse al banco más grande de la ciudad y cambiar todo el dinero que hubiéramos logrado reunir. Porque sino, cambiar el dinero en el país y tener que estar preocupándonos de ello, se convertía en toda una odisea. Además, en aquel entonces las tarjetas de crédito nos sangraban de mala manera.

Con el paso del tiempo, eso sí, las tarjetas de crédito han ido evolucionado y se han convertido en un aliado imprescindible. Si buscamos bien y sabemos elegir, lo que antaño era un recurso de última hora ante situaciones desesperadas se ha convertido ahora en una herramienta fundamental que nos puede proporcionar grandes oportunidades. Porque más allá de hacer pagos con facilidad, las tarjetas de crédito nos pueden proporcionar otros incentivos de los que sacaremos mucho partido si tenemos costumbre de viajar.

En este artículo lo que vamos a hacer es repasar los aspectos principales en los que os tenéis que fijar cuando tengáis la intención de adquirir una nueva tarjeta. Hay algunos rasgos básicos, como si la tarjeta supone unos costes que nos van a afectar o si no vamos a tener ningún tipo de incentivo. También es necesario asegurarse del rendimiento que proporcionará la tarjeta en cuestión cuando llevemos a cabo viajes por el extranjero, puesto que a nadie le hace gracia encontrarse con comisiones indeseadas en el último momento.

¿Qué me ofreces?

No te engañes, a las entidades bancarias y financieras les interesas como cliente. En realidad, cualquier cliente les interesa como cliente. Es bueno saber que nos encontramos en una posición dominante, puesto que eso nos permite exprimir un poco más alas entidades con el objetivo de obtener mejores condiciones en la contratación. Esto nos lleva al paso fundamental de saber que, al contratar una nueva tarjeta de crédito, deberíamos buscar una que nos proporcione incentivos. Por ejemplo, que la cuota de mantenimiento sea nula o que por hacer el registro en la tarjeta se nos proporcione x cantidad determinada de puntos de vuelo. Esto, si lo calculamos bien, nos puede repercutir en que disfrutemos incluso de un viaje gratis por la cara al destino que prefiramos. Hay otras tarjetas que nos dan regalos tangibles, como una televisión o una cafetera, pero dado que lo nuestro es viajar, siempre nos interesarán más aquellas propuestas relacionadas con ello.

Si una tarjeta de crédito no nos convence es recomendable que sigamos buscando y que guardemos la información que hemos recibido con anterioridad, a fin de poder seguir comparando hasta encontrar la que de verdad nos deje satisfechos. Hay muchas opciones en el mercado, así que no tenemos que tener prisa por tomar una decisión cuanto antes.

¿Qué condiciones tienes?

Las tarjetas de crédito pueden ser muy traicioneras en distintos aspectos. Si hemos conseguido librarnos del coste de mantenimiento merecemos un aplauso, pero no siempre es posible. Por eso hay que asegurarse de todo aquello que se nos trate de cobrar simplemente por tener la tarjeta o por utilizarla de una u otra manera. Hay algunos casos en los que existen niveles mínimos de gasto que debemos realizar mes a mes para poder mantener unas condiciones. Ejemplos del tipo de “si no gastas 2 mil euros al mes no te ahorrarás la tarifa de mantenimiento“. Por otro lado, hay algunas tarjetas que nos proporcionan el incentivo de registro, como los puntos de vuelo antes mencionados, solo en el caso en el que hayamos cumplido unos objetivos en términos de gasto.

Tarjeta de crédito con iPhone

Otra condición está relacionada con las tarifas y la comisión que se produce cuando realizamos pagos o cambios de moneda en el extranjero. ¿Qué porcentaje perderé con tu tarjeta de crédito cuando lleve a cabo una de estas operaciones? Un estándar es el 3%, pero nos tenemos que asegurar de qué condición nos ofrecen de forma específica e intentar reducir el porcentaje al máximo. En algunos casos este porcentaje es menor si la tarjeta en cuestión no nos proporciona beneficios añadidos en base a las operaciones que hagamos. Esto lleva a que tengamos que decidir qué es lo que nos interesa más, si el porcentaje de cargo o si los regalos. Todo depende, a veces, del punto de vista.

¿Qué tarjeta me interesa más?

Para llegar a la conclusión de cuál es la tarjeta de crédito que te interesa más para tus viajes, es bueno que sepamos primero qué tipo de viajero somos. ¿Hacemos una gran cantidad de operaciones y queremos que se nos de soporte en la mayor cantidad de establecimientos? En ese caso le tendremos que dar prioridad al nombre de la tarjeta, a la fuerza de su entidad y a lo respetada que sea en los comercios donde la utilicemos (ya sabéis que esto es algo a lo que se le da mucha importancia en Norte América).

¿Somos viajeros que quieren tener una tarjeta que les ayude a pagar gastos inevitables y que al mismo tiempo quieren tener incentivos en forma de premios? Los puntos de viaje nos pueden terminar regalando viajes de vez en cuando, así que nunca los podemos dejar de lado. ¿O somos viajeros que solo van a utilizar la tarjeta en algunas ocasiones y que simplemente quieren tenerla por si acaso? En ese ejemplo lo que nos interesaría sería no pagar tasas de mantenimiento de ningún tipo. Con esto en cuenta seguro que tenemos más opciones de llegar a la conclusión de cuál es la tarjeta de crédito que se ajusta más a nuestro perfil.

Como consejo final, recordemos que las tarjetas de crédito pueden ser muy traicioneras cuando salimos por el extranjero. Debemos saber dónde están nuestros límites y tener cuidado si disponemos de una tarjeta que nos permita gastar sin límites financieros, porque antes o después, posiblemente antes, tendremos que hacer frente a este cargo. Por eso las tarjetas siempre tienen que estar monitorizadas con el ordenador o con una aplicación de móvil, viendo día a día cuánto hemos gastado y cuánto podemos gastar todavía.

Vía: Nomadic Matt

Foto: jarmolukFirmBee

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...