¿Qué molesta a los niños en los viajes en carretera?

Un estudio de Ford nos ayuda a descubrir cuáles son las cosas que más molestan a los niños cuando viajan con sus padres.

Viajar con niños

Viajar con niños no es lo más cómodo del mundo, pero si tenemos una familia, por mucho que nos pese, hay ocasiones en las que no nos queda otra opción. Los viajes en carretera pueden llegar a ser los más pesados con sus constantes: “¿cuándo llegamos?”. No obstante, para tener la oportunidad de disfrutar de estos viajes con mayor comodidad es bueno tener conocimiento de las cosas que más molestan a los niños en ellos. Porque las cosas que más nos molestan a nosotros las conocemos muy bien, de eso no hay ningún tipo de duda.

Para ilustrarnos sobre ello la empresa de automóviles Ford ha realizado una encuesta entrevistando a más de 2000 niños de edades comprendidas entre 7 y 12 años. El estudio se ha llevado a cabo en varios países de Europa, incluyéndose España entre ellos, además de zonas como Francia, Italia o Alemania. Esto ayuda a que le demos a los datos una mayor credibilidad por la cercanía que tenemos con estos niños entrevistados.

Los niños británicos le han proporcionado un 39% del odio a que sus padres canten en el coche. Lo podemos entender como algo natural por las películas, pero salvo que tengamos una muy buena voz, los más pequeños prefieren que nos callemos.

En Francia lo que les molesta a los más pequeños de la casa es que sus padres no duden en ponerse a insultar a otros conductores mientras están en la carretera, tanto si tienen la ventanilla bajada como si está subida. En cualquiera de los casos, a los jóvenes franceses les gusta la tranquilidad y estar en un ambiente de mayor armonía en general. Un 74% de los padres franceses utiliza cuando conduce palabrotas, lo que les pone por delante de los padres en Europa en términos generales, dado que la media se encuentra estipulada en un 61%.

De los españoles no tenemos muchos datos, pero otra de las cosas que descubrimos que molesta a los niños es que los padres se metan el dedo en la nariz. ¡Mal hábito! Al menos es de agradecer que los niños se quejen de eso y que entiendan que no es algo muy educado.

Sabiendo todo esto podemos intentar tener un mejor viaje en carretera. Y si necesitamos ayuda, a los niños les gusta usar el móvil, comer snacks o ver películas. Todo combinado nos puede proporcionar la fórmula del mejor viaje posible en carretera. En el próximo verano lo podremos poner a prueba.

Vía: Ford

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...