Para abaratar los cruceros

Los cruceros no son tan caros como se cree. Si aún así, el presupuesto no te alcanza, te proponemos algunos consejos para ahorrar algunos gastos prescindibles.

Navegar por la noche es una de las experiencias inolvidables de los cruceros

Los cruceros están viviendo una segunda edad de oro y cada vez son más los que escogen esta peculiar forma de viajar, en la que te permite disfrutar del transporte por el mar y las visitas a varias ciudades. Sin embargo, existe la idea de que se trata de una opción vacacional muy cara, ligada a la clase alta y a personas con un alto poder adquisitivo. Quizás algo tiene que ver la serie clásica Vacaciones en el mar, en la que los pasajeros eran en su mayoría ricos. En la actualidad, la cosa es muy distinta, y cada vez son mayores las opciones de escoger cruceros baratos sin renunciar a la calidad en el servicio. A continuación, os proponemos una serie de consejos para rizar el rizo y sacar el máximo rendimiento a tu presupuesto, euro a euro.

Para empezar, os recomendamos dos reglas básicas en todo viaje que se precie: la reserva anticipada y evitar en lo posible las temporadas altas. En cuanto a la anticipación, es prioritario porque las plazas son limitadas y en según qué destinos, se agotan rápidamente. Y por lo que se refiere a la temporada baja, los cruceros cuentan con auténticos precios competitivos en periodos no habituales.

Una de las posibles opciones para aprovechar auténticos chollos en los cruceros es escoger viajes de una zona en la que esté de baja temporada hacia un destino en el que esté de temporada alta. Por ejemplo, los cruceros transatlánticos que viajan a Sudamérica y viceversa. En este tipo de crucero podrá haber descuentos tan increíbles como un 2×1.

Otro truco para que no ascienda excesivamente la factura en tu crucero es no comprar las excursiones terrestres en el propio crucero, ya que suelen inflar un poco el precio que ofrecen. Si esperas a llegar a uno de las ciudades de parada, podrás contratarlo directamente en el mismo destino, ya que hay empresas que se dedican a este tipo de actividad.

Por último, algunas compañías señalan como un gran aliciente navegar en barcos nuevos. Si bien es cierto que son espectaculares y disponen de las instalaciones inmejorables, sin embargo, el precio de los pasajes suele ser más elevado debido a que tienen más demandas. Un barco menos nuevo no tiene nada que envidiar a los más recientes y dispone de casi todos los servicios y el precio es inferior. Además, no hay que olvidar que la experiencia es un grado y a veces el servicio suele ser de mayor calidad.

Fotografía: Leonid Mamchenkov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...