Los huracanes van a ser cada vez más terroríficos

Los expertos indican que los huracanes del futuro serán aún más potentes, con un viento que aumentará su resistencia y fuerza.

En nuestro país no estamos acostumbrados a huracanes ni otros fenómenos meteorológicos que nos tengan que preocupar, pero cuando salimos a viajar por el extranjero la cosa cambia. En esos casos es cuando debemos estar alerta de todo lo que pueda ocurrir y saber cuáles son los fenómenos más frecuentes a los destinos a los que viajamos. En Japón, por ejemplo, lo habitual son los terremotos, así que siempre es conveniente que sepamos cómo reaccionar cuando nos encontramos en medio de uno.

Pero de lo que hablamos hoy es de huracanes y de lo que debemos saber para “enfrentarnos” a ellos si en alguna ocasión nos encontramos con uno en el futuro mientras viajamos. Porque hemos leído que los científicos han confirmado la sospecha de muchas personas acerca de cómo en los últimos tiempos los huracanes se han comenzado a volver cada vez más potentes y, por ende, terroríficos.

Lo que dice un estudio que ha sido publicado por el científico James Kossin de la NOAA es que los huracanes se están volviendo, sin ningún tipo de duda, más ventosos. Para llegar a sus conclusiones ha utilizado datos que analizan la potencia de los huracanes entre los años 1979 y 2017.

Ha comprobado que la potencia del viento sostenido de los huracanes, así como también de los tifones, todo ello quedando englobado dentro de la misma categoría de ciclones tropicales, ha ido ganando fuerza con el paso de los tiempos. El problema es que el estudio, tal y como reconoce su propio autor, se queda corto en lo relacionado con proporcionarles explicaciones acerca de qué está llevando a que esto ocurra. Tienen pruebas claras que indican que el cambio climático está afectando, pero también reconoce que la actividad humana tiene una importante parte de responsabilidad y le gustaría que pudieran llegar a una conclusión de los porcentajes que inciden en todo ello. Quizá en el futuro, con otro estudio, puedan arrojar luz sobre ello.

Uno de los datos que se aprecian en el estudio es que ha aumentado la cantidad de veces en las que uno de estos fenómenos, un ciclón tropical, se termina convirtiendo en una gran tormenta en la cual se alcanzan grados de fuerza de viento de un mínimo de 3 y que pueden llegar hasta los cinco puntos. En el pasado había este tipo de fenómenos y su potencia no llegaba a ser tan alta como para crecer en una tormenta tan poderosa y en un huracán tan terrorífico con unos resultados tan dramáticos. El investigador dice que esto se va a convertir en lo normal en los próximos tiempos y que los estándares científicos se van a tener que modificar para que entendamos un huracán como lo es en la actualidad como el normal.

Esto podría indicar que se abre la puerta a que haya huracanes todavía más potentes y devastadores, al menos si no se consiguen esclarecer los motivos por los que está ocurriendo lo que está ocurriendo.

¿Cómo actuar si se produce un huracán?

Con esto en cuenta, no queríamos dejar pasar la oportunidad de daros algunos consejos sobre cómo actuar en caso de que os veáis en medio de un huracán mientras disfrutáis de las vacaciones. Lo primero es que nos quedemos dentro del hotel, apartamento o casa en la que nos encontremos. Tenemos que cerrar todas las ventanas y refugiarnos en una habitación segura, a ser posible una de interior que no esté en contacto directo con el exterior. Si no hay una habitación también serviría un armario resistente, un cambiador o un trastero. No salgamos de zona segura hasta que tengamos constancia de que todo ha terminado y sintonicemos la radio con el móvil o una radio portátil para escuchar las noticias acerca de lo que está ocurriendo (también podemos entrar en Twitter y buscar el hashtag correspondiente).

Si se va la luz tengamos paciencia y si tenemos que usar un generador eléctrico hagámoslo siempre sabiendo el funcionamiento, nunca lo intentemos sin conocimientos. Además, tengamos cuidado, ya que es frecuente que los huracanes produzcan en un momento dado una sensación de calma, de ausencia de ruido y de intensidad o viento, como si ya hubieran terminado. Pero no significará que ha terminado, sino que nos encontramos justamente en el ojo del huracán, el lugar y el momento más peligroso de toda la tormenta. Especialmente en ese momento no tenemos que movernos. Para asegurarnos de que el huracán ha pasado lo mejor es que usemos los medios que os hemos recomendado antes.

Poniendo en práctica estos consejos nos sentiremos más a salvo y tendremos más posibilidades de superar el huracán sin que suframos ningún tipo de daño. Pero ante todo es importante que seamos cuidadosos, que tengamos mucha calma en todo lo que hacemos y que no hagamos ningún tipo de locura. El huracán acabará pasando antes o después.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...