Las preguntas más extrañas para la obtención de un visado

Desde la naturaleza de tu barba o bigote hasta el lado de la cama en el que duerme tu pareja. Nada es demasiado cuando se trata de cruzar una frontera.

visado

A menudo bromeamos en España sobre la famosa pregunta que se realiza para entrar en Estados Unidos, y que consiste en algo así como: “¿Tiene usted intención de atentar contra el presidente?“. La gracia del asunto reside en que nadie que tuviera realmente este objetivo lo declararía públicamente.

Sin embargo, y por mucho que nos choque, esta pregunta existe. Y del mismo modo existen otras que permiten obtener el visado o entrar en un determinado país, y que a nuestros oídos pueden sonar absurdas.

El portal IXPVisas ha preguntado a 1.452 viajeros cuál es la pregunta más extraña que les han hecho para acceder a un país, ya sea en formularios o en boca de fuerzas de seguridad o personal de embajada. Las respuestas son de lo más curiosas.

Así, por ejemplo, un viajero asegura que en la documentación de su visado para México figuraba como pregunta: “Describa su barba o bigote“. Las respuestas posibles eran distintos tipos de barba, desde la abundante hasta la que llamamos de dos días.

Otro encuestado afirma que para entrar en Australia le preguntaron si había visitado una granja en los últimos seis meses. Y para la obtención de un visado para Oriente Medio, a un hombre de negocios le preguntaron cuántas mujeres tenía intención de traer con él.

Como era de esperar, Estados Unidos ocupa un lugar de honor entre las demandas seleccionadas. Dos viajeros tuvieron que responder a las autoridades del país en qué lado de la cama dormía su mujer.

De hecho, Estados Unidos y Reino Unido comparten cierta paranoia conspiratoria sobre la posibilidad de un atentado contra su país. Eso explica la aparición de preguntas como si se ha participado en crímenes de guerra, contra la humanidad o genocidios. E incluso sobre el apoyo a actividades terroristas en cualquier región del mundo. Preguntas a las que difícilmente alguien responderá que sí.

La mayoría de demandas curiosas están muy relacionadas con la cultura local. Así, por ejemplo, para entrar en India el agnosticismo no es una opción. A la hora de seleccionar religión en el formulario no existe la casilla “ninguna”, sino que debe especificarse expresamente como texto en la casilla “otras”.

Sin embargo, hay una pregunta que al parecer tienen en común diversos países y que resulta bastante curiosa. Siete estudiantes aseguran que en su papeleo se les indicaba que enumeraran tres conceptos relacionados con aquello que estudiaban, de tal modo que demostraran sus conocimientos sobre aquello de lo que decían especializarse.

Sea como sea, y por risas que despierte, cada país es un mundo y lo que suena absurdo en uno es totalmente normal en el otro. En consecuencia, no es una buena idea tomarse a cachondeo ninguna de estas cuestiones.

“Si tratas de bromear en un formulario de visado, o mientras te interrogan los oficiales de inmigración, es casi seguro que no te irá bien”, explican los impulsores del estudio. “La mayor regla cuando se viaja es respetar las demás culturas, así que aunque algunas preguntas te parezcan extrañas, siguen siendo requisitos”. De ellos depende el éxito o el fracaso de tu viaje.

Vía: The Telegraph

Foto: Morgan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...