La estafa de la falsa compañía aérea

Un hombre ha sido arrestado tras vender pasajes aéreos falsos por un valor total de 50.000 euros. Con la llegada de la Navidad crece la demanda a destinos poco frecuentes, por lo que recomendamos navegar con cuidado.

Informacion vuelos

Se acerca la Navidad, una época en la que el movimiento ciudadano va más allá de lo turístico. Muchos desean volver a casa para estas fechas, y con ellos crece la demanda para destinos poco habituales. Lugares con escasas conexiones con el aeropuerto de origen, operadas por compañías y touroperadores a veces desconocidos.

Con eso precisamente jugaba la estafa perpetuada por una persona arrestada hace poco. Por lo que parece, creó una aerolínea ficticia que vendía billetes a un precio muy por debajo del habitual en el mercado. Su objetivo eran exclusivamente ciudadanos con nacionalidad paraguaya, y hasta el momento se han contabilizado 67 afectados de los que habría recaudado hasta 50.000 euros.

La parafernalia para la venta estaba muy estudiada. El detenido no solo vendía los billetes por internet, sino que también disponía de dos locales en el centro de Madrid. Además, tenía falcas en radio y gente repartiendo panfletos por la calle.

Tanta dedicación ya indica que no era la primera vez que cometía un delito como este. Según ha desvelado la policía, entre sus antecedentes consta el haber dejado en tierra a 21 personas que habían adquirid un vuelo de Madrid a Guinea Ecuatorial en 2009. También intentó obtener una licencia de explotación para vuelos entre Nairobi y Dubai.

Parece ser que el arrestado buscaba a víctimas sin la nacionalidad española para evitar posibles reclamaciones. En cualquier caso, lo que esto nos enseña es que también en el mundo de los billetes aéreos hay mucho de lo que desconfiar, y que más vale navegar con cuidado.

¿Cómo no ser víctima? Lo primero es asegurarse que quién nos vende los billetes es realmente una compañía aérea o una agencia con licencia para ello. Lo segundo, solicitar siempre las condiciones del vuelo a quién lo vende (nombre del operador, aeropuerto de salida y llegada, horario de partida y llegada), ya que está obligado a facilitarla. Con ello podemos saber si realmente existe esa ruta.

Es importante que en el contrato figure siempre la aerolínea que va a realizar el vuelo, y por tanto aquella que tiene un compromiso real con el comprador en caso de retrasos, cancelaciones, etc.. En cualquier caso, si se nos solicita el pago en efectivo o mediante transferencia, sin opción a tarjeta de crédito, es un buen motivo para desconfiar.

Ser cauteloso es la mejor forma de ahorrarse disgustos y, como vemos, no es tan complicado.

Vía: Europa Press.

Foto: Karl Baron.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...