Entre secuoyas y Parques Naturales de Cantabria

Viajar a Cantabria es sinónimo de disfrutar la naturaleza al máximo, por ello recomendaremos el Parque Nacional Oyambre y las Secuoyas del Monte Cabezón, dos sitios donde debemos concurrir si o sí, con nuestras cámaras fotográficas.

Generalmente, cuando viajamos a Cantabria, lo hacemos con una vaga idea de lo que pensamos hacer allí. Pero igualmente la decisión del qué es lo que nos puede hacer perder mucho tiempo valioso. Por eso lo mejor es una pequeña recomendación sobre que podéis visitar luego de coger un hotel en Cantabria, pues esto es lo fundamental antes que nada…

Ría de la Rabia en Oyambre

Ría de la Rabia en Oyambre

Y luego de ello sí, podréis visitar alguno de sus Parques Naturales, como puede ser el Parque Natural de Oyambre o el Monumento Nacional de las Secuoyas del Monte Cabezón, dos espacios de conservación medioambiental realmente interesantes en Cantabria y que para quienes seáis amantes de la naturaleza, os aseguro que pasaréis gratos momentos.

También si sois amantes de la fotografía, éstos son lugares excelentes para demostrar nuestra calidad como fotógrafos, además de completar varios GB de memoria pues no os aburriréis de captar imágenes, sobre todo de Oyambre.


Y no es por menospreciar las Secuoyas ni mucho menos, sino todo lo contrario. En el Parque Natural de Oyambre encontraréis ecosistemas realmente bonitos, gracias a las rías de San Vicente y la ría de la Rabia, además de las praderas y bosques, formando un sitio inigualable en lo que refiere al ambiente natural.

Por ello es ideal para los fotógrafos pues la diversidad de paisajes que aquí encontramos nos hará deleitarnos con nuestra cámara, y más cuando comencemos a observar las diferentes especies de aves acuáticas, las cuales arriban a este lugar debido precisamente a la variedad natural y sobre todo a la formación del suelo, con las zonas fangosas y rocosas junto a las rías.

Secuoyas en el Monte Cabezón

Secuoyas en el Monte Cabezón

Pero para no parecer un enamorado de Oyambre, es justo hablar de las Secuoyas del Monte Cabezón, un bosque únicamente de esta especie arbórea que nos hará sentirnos como chavales pues desearemos estar corriendo entre ellos sin detenernos jamás. Como mínimo sentarnos a descansar junto a uno de ellos, pero algo os aseguro que os provocará.

Dos sitios muy diferentes en Cantabria hemos visto, pero ambos con un denominador común, la tranquilidad. En ellos podremos estar en perfecta armonía con la naturaleza y ello es lo que en definitiva, nos sirve realmente para dejar detrás el estrés de nuestro día a día y los problemas cotidianos.

Sólo nos hace falta la cámara y las ganas de cambiar de aire al menos unos días, y luego si emprender viaje a Cantabria hasta dar con estos dos sitios de gran atractivo para el descanso mental.

Imagen Ría de la Rabia: Javierme en Wikipedia
Imagen Secuoyas: Serdio en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...