Dónde alojarse para ver las luces del norte

Una bonita cabaña en los fiordos noruegos, un hotel familiar en el norte de Suecia o un alojamiento en los glaciares de Islandia, las opciones son variadas y seguro que satisfacen a todos los amantes de los países fríos.

Uno de los espectáculos de la naturaleza más bellos que existe tiene lugar en esta época del año, cuando el frío cala en cada rincón del hemisferio norte del planeta. Si nunca habéis visto las luces del norte, todavía hay tiempo para contemplar el despliegue fantástico que cubrirá el cielo de las latitudes más altas este año. La llamada, de forma muy acertada, aurora boreal coge su significado de la diosa romana del amanecer y de la palabra griega que designa el viento del norte. Este fenómeno puede aparecer en una noche clara, de septiembre a abril, y con frecuencia suele ser más intensa en febrero y marzo.

Para ayudaros a preparar vuestro viaje a tierras del norte, hemos seleccionado tres de los mejores hospedajes de la zona, que os llevarán a conocer este fenómeno natural desde cerca y en persona:

  • Lyngen Lodge, Djupvik, Noruega (desde 200 € por persona, incluyendo las comidas)

Intercalado entre un fiordo y la montaña, este acogedor hostal con techo de hierba domina la tundra noruega. Los clientes del Lyngen lodge pueden reservar un equipo de perros de trineo para visitar los alrededores. Se organizan salidas por la tarde para enseñar a los visitantes como capturar con sus cámaras fotográficas la aurora boreal de la mejor manera, y un curioso servicio de despertador nocturno que garantiza a los huéspedes que estarán fuera de la cama y con la cámara lista cuando las luces del norte empiezan su espectáculo.

  • Forest Hotel: Tärendö, Suecia (desde 150 euros por persona)

Los vastos cielos que rodean este lugar, libres de contaminación lumínica, convierten este desierto en el mejor lugar para contemplar la aurora. Se trata de un hotel de retiro gestionado por una família y situado a orillas del río congelado Tärendö, en la Laponia sueca. Ofrecen lo más parecido a una pantalla IMAX para poder disfrutar de la aurora boreal. Los huéspedes pueden ir en su búsqueda con raquetas de nieve, con equipo de esquí de fondo, motos de nieve o expediciones nocturnas organizadas. Para inmersiones culturales más cálidas, podemos decantarnos por una barbacoa de renos en un tipi sami nativo del lugar o una sauna calentada con madera de abedul ardiendo en un fuego.

  • Ion hotel: Nesjavellir, Islandia (desde 175 euros por persona, incluyendo desayuno)

Rodeado de aguas termales, campos de lava y glaciares, este hotel de Islandia cuenta con paredes de cristal, madera reciclada y habitaciones adornadas con fotografías de los famosos caballos islandeses, algunos de los cuales se encuentran cerca del lugar, listos para montar. Las caminatas por los glaciares ofrecen otra eco-aventura para los visitantes. De vuelta en el bar del hotel, los huéspedes pueden disfrutar de una buena cerveza mientras admiran la magia de la aurora boreal.

Foto: Andrés Nieto Porras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...