Consejos para sobrevivir a un accidente de avión

Si queremos sobrevivir en caso de accidente de avión tenemos que estar muy preparados para este tipo de situaciones.

Consejos en avión

Hace un tiempo recordamos que hicimos mención en otro artículo de cosas que deberíamos tener en cuenta para sobrevivir a un accidente de avión. Hoy creemos que ya es momento de profundizar un poco más en este tema e ir un poco más lejos, profundizando al máximo para no quedarnos simplemente en los habituales consejos. Porque la realidad es que para sobrevivir a un accidente de avión hay que estar mentalizado de otras muchas cosas.

Nos recuerdan varias fuentes que si hemos sobrevivido a la caída del avión aún no estamos a salvo. Hay una gran tasa de mortalidad de personas que se queman o mueren de otra manera después de producirse el aterrizaje. Las estadísticas dicen que la mayoría de las personas creen que tienen unos 30 minutos para salir de la zona de aterrizaje del avión antes de que sea peligroso. La realidad es que solo tenemos 90 segundos. Un minuto y medio para salir por patas de donde nos encontramos o morir en el intento. Lo más habitual es que el avión explote y que el fuego nos engulla, pero podemos tener un accidente con alguna pieza del avión que se haya separado del mismo. ¿Conclusión? Sal lo más rápido posible del lugar.

Esto no dependerá de cómo reacciones, pero quizá te ayude para mentalizarte: las estadísticas desvelan que sobreviven más aquellas personas que están en forma. El principal superviviente es el chico joven y delgado y quien más alta tasa de fallecimiento tiene la mujer anciana y obesa.

La perspectiva que adoptemos cuando estemos en el avión también nos puede salvar. En inglés existe el concepto de la “normalcy bias”, que se traduce al castellano como “sesgo de la normalidad”. Habla del momento en el que ocurre algo inesperado, como un accidente de avión, en el cual todo depende de lo rápido que sepamos actuar en base al cambio de situación que se ha producido. Si nos quedamos sentados en el asiento creyendo que todo va bien, que no pasa nada porque nos hayamos chocado con otro avión o porque veamos humo en el ambiente, lo más probable es que perdamos la vida. Si actuamos con rapidez en base a un plan definido anteriormente, nuestra tasa de superviviencia ganará muchos puntos.

Y acabamos con la regla de los 3 y 8 minutos. 3 minutos después del despegue tardaremos en poder relajarnos y 8 minutos antes del aterrizaje tendremos que estar alerta. Estos son los márgenes en los que más accidentes se producen. Durante este tiempo debemos estar alerta y saber que todo puede ocurrir. Ni durmamos, ni hagamos nada que nos distraiga. Estemos alerta. Así lograremos sobrevivir.

Vía: The art of manliness

Foto: underexposed949

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...