Consejos para preparar la maleta en invierno

Si tenemos en cuenta una serie de consejos fundamentales nos beneficiaremos mucho a la hora de preparar la maleta en invierno.

Viajar en invierno

El invierno está entre nosotros y eso significa que las temperaturas han bajado de forma considerable. Si tenemos intención de viajar, lo que es importante tener en cuenta es que preparar la maleta requiere algunos elementos fundamentales. No es lo mismo que organizar la maleta en verano, cuando parece que simplemente metemos cuatro trapos en ella para salir del paso en los días de más calor. En invierno hay que cuidar bien de no dejarnos nada importante que luego podamos necesitar para no pasar frío.

La elección de la ropa es lo primero y no resulta sencillo. Podríamos pensar que lo ideal es recurrir a prendas gordas, que nos calienten bien y que puedan ser útiles hasta en las temperaturas más bajas. Pero la realidad es que necesitamos combinar prendas que seamos posibles utilizar en capas. Esto se debe a que la temperatura cambia mucho a lo largo de los distintos momentos del día y es algo a lo cual no estaremos acostumbrados en lugares que desconocemos. Si podemos utilizar ropa por capas solo habrá que ponerse más o menos grosor dependiendo del frío que tengamos en cada momento. Así siempre estaremos a gusto y no habrá nada de lo que lamentarse.

Recordemos que sudar cuando hace frío es tan malo como pasar frío por llevar poca ropa, así que no hay que pasarse de prendas gruesas y siempre optar por las que más cómodas nos resulten.

Para que la maleta no abulte más de lo que necesitamos también debemos elegir bien el calzado. No nos llevemos zapatos que no vayamos a utilizar, porque será un desperdicio de espacio. Pensemos en lo que vamos a hacer en el viaje y seleccionemos el calzado que nos aísle bien del frío y de otros elementos que puedan ser negativos. Como complemento al calzado tenemos los calcetines, con los que nos aseguramos de estar muy protegidos ante el frío. La cantidad de calcetines debe estar muy por encima de la del calzado que llevamos, puesto que nos los cambiaremos más a menudo y no podemos usarlos si están húmedos o mojados.

Doblar la ropa es complicado, pero podemos ganar espacio si las metemos dentro de bolsas cerradas al vacío. Esto puede parecer un poco extraño si no tenéis costumbre de sacarle partido, pero si lo probáis veréis que resulta muy beneficioso. Por otro lado, no nos olvidemos un paraguas, a la vista de que en esta época del año suele llover mucho.

Foto: JamesDeMers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...