¿Cómo sobrevivir a los trenes japoneses en hora punta?

Los trenes japoneses en hora punta se pueden convertir en auténticas pesadillas si no tenemos consejos que nos permitan sobrevivir.

Linea JR en Japón

Quienes han tenido ocasión de visitar Japón saben perfectamente que el país es un encanto, que sus gentes son amables hasta la médula y que nos sentimos como auténticos reyes siendo turistas allí. Pero de lo que no podemos escapar es de los trenes y metros en hora punta. Es algo que sufren de forma característica los japoneses y que nosotros también vamos a sufrir si no tenemos cuidado. ¿Podemos esperar al siguiente tren? Si podemos es recomendable hacerlo. De no poder no hay nada como seguir las instrucciones y consejos que nos hemos encontrado navegando en RocketNews 24, porque son tan reales como graciosos.

Nos cuentan técnicas para sobrevivir a la hora punta y a no tener ni un centímetro de espacio en el que respirar en los vagones. Lo primero que nos dicen es algo que os podemos constatar nosotros mismos: sentarse en el tren en hora punta es imposible. En vez de eso lo que debemos hacer es intentarnos mantenernos de pie de todas las formas posibles. Las técnicas, como decimos, son variadas.

Podemos usar el método de la escalada, que consiste en hacer pinza en cualquier objeto del vagón en el que podamos agarrarnos. Otra solución es usar una posición fija estable y un dedo como base. Funciona, os lo aseguramos.

El movimiento Michael Jackson es otro de los más populares, implicando que debemos combinar una forma de agarrarnos como las anteriores con la posición de los pies al estilo de la forma en la que se deslizaba el rey del pop. Es habitual que el espacio tampoco abunde en el suelo, así que hay que ser auténticos equilibristas para mantenernos en una posición firme.

Si no conseguís manteneros en una posición firme, algo que será complicado si el resto del vagón se mueve, otra buena opción es moverse con el resto de pasajeros. Si todos se desplazan hacia un lado, tú también haz lo mismo. El problema lo tienen quienes están en la pared, que a veces pueden acabar un poco aplastados. Otra recomendación es colocarnos en una posición flexible en la que doblemos nuestro cuello para poder agarrarnos de forma magistral. Si tenemos habilidad podremos incluso leer el periódico en esta posición.

¿Qué debemos saber también? Hablamos de dos conceptos: Kabe-don y Omiai. El primero es el momento en el cual, antes de caernos al suelo, estiramos el brazo y lo apoyamos con fuerza en una puerta, al lado de alguien que esté apoyado en ella. Esto se llama “Kabe-don” y es recomendable que no se cruce nuestra mirada con la de la persona que tenemos al lado, porque se puede producir una sensación incómoda de tipo romántico. Por su lado, el “omiai” es el momento en el que dos personas quedan tan cerca tan cerca que parece que se vayan a besar. Tampoco es cómodo, así que es recomendable desviar la mirada.

Vía: Rocket News 24

Foto: Luke Ma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...