¿Cómo proceder si te enfermas en un viaje al extranjero?

Aunque son cosas que pensamos nunca pueden pasar, las posibilidades existen y es por ello que conviene tenerlas en cuenta para evitar sustos. Hoy en nuestro blog hablamos de los pasos a seguir si enfermas en el extranjero.

salud viajes

Probablemente cuando nos vamos de vacaciones no pensamos en que algo malo pueda ocurrir. Pero tener un accidente, enfermarnos o que algo nos suceda en el destino es un riesgo que se corre y que como tal debemos asegurarnos de prevenir. Para ello, dependiendo del país al que viajemos, habrá que tomar unas u otras precauciones. Por ejemplo, dentro de la Unión Europea nos bastará con la tarjeta sanitaria europea, pero fuera de esas fronteras hay que revisar los acuerdos internacionales y en todo caso, si no se va a contratar un seguro médico extraordinario, al menos, pagar con la tarjeta, que lleva asociado por norma un seguro de accidentes y en muchos casos de salud para viajes.

Suponiendo que ya tengamos el problema en el destino; es decir que nos hayamos enfermado, lo que hay que hacer es acudir a un hospital. Tanto en el caso de un pequeño accidente como puede ser una mordedura, o una caída, como encontrarnos mal sin causa aparente, lo mejor es preguntar en el propio hotel como se procede de forma habitual en dicho país. Ahí podrán ayudarte e indicarte los pasos a seguir. Una vez en el hospital o centro médico, puede que tengas que abonar alguna tasa inicial, pero el coste en cuestión debería cubrirlo el seguro si se trata de algo grave. Si es leve, y tan solo te hacen una consulta y medicación, puede que te compense saltarte el papeleo y abonarlo de forma directa.

Si ves que no acaban de atenderte como te esperas, o que no te resuelven el problema, cabe señalar que los españoles disponemos de las oficinas diplomáticas que tiene España en el mundo para este tipo de consultas, y para recibir asesoramiento y auxilio. Aún así, por experiencia propia, es casi siempre mejor intentar resolver el problema por la primera vía, sobre todo si se trata de algo leve, ya que la segunda, aunque en la web y dentro de los principios diplomáticos todo parece muy sencillo, al final la atención es en la mayoría de los casos muy mejorable. De hecho, recuerdo que cuando perdí un pasaporte en Austria, solicitando uno de emergencia, tuve que acudir a dos sedes de la embajada y el consulado situadas en dos ciudades distintas superando todos los plazos de entrega previstos. En todo caso, la opción mediante representación existe, y es conveniente tenerla en cuenta si falla la “habitual”.

Imagen: xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...