¿Cómo prepararnos para una cuarentena en nuestro domicilio?

Si la situación con el coronavirus se complica es posible que necesitemos pasar por un proceso de cuarentena.

coronavirus-4817450_1920

Lo ocurrido recientemente en el hotel de Tenerife que se ha puesto en cuarentena nos ha hecho a todos pensar de manera muy seria en este tipo de situación. En España vivimos tranquilos la mayor parte del año y tenemos la oportunidad de concentrar nuestra ira y quejas sobre asuntos del gobierno. Pero en otras naciones hay tantos problemas relacionados con efectos del clima y del propio planeta que la población está mucho más pendiente de sobrevivir que de lo que hacen las personas que dirigen sus naciones. Escribimos estas líneas desde nuestra corresponsalía en Japón, donde os hemos prometido ofreceros información profunda previa a los Juegos Olímpicos para que vuestra visita resulte más satisfactoria, aunque de momento como os podéis imaginar nuestros planes se están viendo un poco modificados (a fin de no frecuentar lugares muy visitados).

Pero lo que sí estamos haciendo en este contexto es aprender a prepararnos para una cuarentena, porque sabemos que es algo que tenemos muy cerca y que podría llegar en cualquier momento. Países como Corea del Sur o Italia ya han introducido procesos de cuarentena en ciudades y en Japón el reciente descubrimiento de una profesora con el virus ha llevado a que un conocido centro escolar de Chiba se encuentre cerrado momentáneamente. Nosotros residimos exactamente en Chiba, por lo que estamos pendientes a diario de las noticias que llegan desde el colegio y de los avances que se están realizando en cuanto a cantidad de afectados.

Sabemos que la cuarentena podría llamar a nuestra puerta en cualquier momento y eso nos está llevando a que tengamos que aprender a marchas forzadas todo lo necesario. Los japoneses lo tienen bien aprendido, porque para ellos una semana con un tifón de gran escala, uno de los que paraliza carreteras y cierra colegios, también se puede entender como una cuarentena. Dicho esto, vamos a aprovecharnos de lo que nos están enseñando nuestras personas cercanas en Japón para daros algunos consejos que podréis aplicar si la situación se descontrola en España (aunque esperamos que no ocurra) o en el lugar que os encontréis, tanto viajando como residiendo.

1. Mascarillas y alcohol

Esto es lo primero. Y sabemos que las mascarillas se venden a gran velocidad en España tal y como ocurre en Japón. Aquí el stock disponible en tiendas se agotó cuando todo comenzó hace semanas. Pero a diario normalmente las farmacias y tiendas con productos sanitarios, como grandes superficies, ponen a la venta nuevas remesas. Suelen ser volúmenes pequeños y pueden darse dos casos: que la venta comience con la apertura de la tienda o que se produzca en algún momento no determinado del día. Esto último complica conseguir mascarillas, pero propicia que sean más familias las que puedan disponer de ellas y que se repartan de una manera aleatoria. El inconveniente en este último caso son los ciudadanos chinos que suelen estar esperando todo el día en las tiendas plantando guardia hasta que se ponen a la venta las mascarillas. Ellos se llevan buena parte del stock, posiblemente con la intención de enviarlas a su país o de revenderlas (aunque está claro que una parte también será para su uso personal).

spaghetti-569067_1280

En España también se han agotado los stocks, pero hay que pensar que como cualquier otro producto, llegan nuevas remesas a las farmacias y tiendas. Deberíamos ser constantes y visitar diversos comercios a lo largo del día, si tenemos tiempo, para conseguir algunas cajas con las que contar en caso de necesidad. A la vista de cómo se encuentra la transmisión del virus, nosotros recomendamos que ya uséis la mascarilla por mucho que la OMS esté intentando disuadir al público de hacerlo (en una de esas acciones que nadie entiende). También recomendamos estar pendientes de Amazon y de la disponibilidad de nuevos stocks. Pero no recomendamos adquirir las mascarillas a revendedores sin escrúpulos que estén intentando hacer negocio de la desgracia humana que estamos viviendo. Si perpetuamos esa conducta lo que haremos será animarles a que sigan con ese negocio.

Además de las mascarillas lo que tenemos que adquirir es productos de desinfección que nos permitan limpiarnos las manos e higienizarnos más allá del uso del agua. El alcohol para las manos que pueda tener contacto con nuestra piel es la prioridad, sea el formato que sea en el que esté disponible. En Japón la venta habitual es en botella y de forma líquida, pero sabemos que en otras circunstancias también se vende en gel. Si todo está agotado, incluso nos van a servir las toallitas húmedas que están bañadas en alcohol. Nos tenemos que fijar en los envoltorios para comprobar que llevan alcohol, dado que la mayoría de toallitas húmedas están libres de alcohol al estar pensadas para su uso con los más pequeños de la casa. En Japón las toallitas con alcohol se agotaron rápidamente y las estanterías quedaron llenas solo con los modelos normales para niños que, obviamente, no resultan tan útiles en esta situación.

2. Medicinas

Lo principal en lo que tenemos que pensar en términos de medicinas es en adquirir varias cajas de aquellas pastillas que tomemos de manera habitual para cubrir los tratamientos que estemos realizando o que sean crónicos. No sabemos cuándo vamos a poder movernos con libertad por la ciudad o el país, así que es mejor que tengamos cubiertas las enfermedades a las que les damos tratamiento de manera diaria. Si esto significa ir por adelantado al médico para que nos dé más recetas y que las podamos comprar por adelantado, no dudemos en hacerlo.

Además de esto, compremos medicinas para calmar los dolores que podamos tener, las típicas pastillas de ibuprofeno a las cuales estamos habituados. Ahora ya sabéis que para determinadas cantidades necesitaréis receta, por lo que será algo que también tener en cuenta en la visita del médico de cabecera. Junto a esto, los descongestionantes también resultan recomendables, especialmente si estamos habituados a ellos y los usamos cuando tenemos congestión nasal. Cualquier otra medicina frecuente en nuestra casa, como las pastillas que chupamos para calmar los dolores de garganta, es bienvenida en nuestra lista de la compra.

Y respecto a las medicinas que no debemos comprar, la lista incluye principalmente aquellas que tienen algún tipo de efecto negativo en nuestro sistema inmune. Ahora mismo lo que necesitamos es reforzar el sistema inmune y ponerlo bien fuerte a fin de que pueda bloquear cualquier tipo de indicio de neumonía. Si podemos dejar de fumar y de beber alcohol también será algo que nuestro cuerpo agradecerá. Para mejorar la salud de nuestro cuerpo os recomendamos comprar vitaminas, especialmente vitamina C, la cual nos permitirá suplir la ausencia de fruta en nuestra dieta.

3. Comida

La experiencia nos dice que los problemas de abastecimiento de comida no son tan frecuentes como podamos imaginar. No hemos llegado a un punto en el cual nos encontremos en una situación apocalíptica e incluso una cuarentena no va a llevar a que la comida se agote de forma masiva. Sí que puede haber un día o dos en los que la locura se apodere de los ciudadanos y veamos cómo los supermercados se vacían. Pero un día o dos después volveremos a ver productos alimenticios en las tiendas. Los fabricantes, los supermercados y todos los organismos que juegan una pieza fundamental en la cadena de distribución están preparados y tienen grandes cargamentos de productos. Para ellos, en realidad, es la ocasión perfecta para hacer caja extra y limpiar stock, lo que les permitirá mejorar sus números en el próximo ejercicio fiscal.

Los productos que recomendamos comprar son los no perecederos, como la pasta, el arroz y las latas de conservas, que siempre tienen fechas muy avanzadas en las que caducan. También es imprescindible que tengamos seguridad en cuanto al agua. Es poco probable que el abastecimiento de agua del grifo vaya a verse comprometido por un virus como este, pero nunca está de más que dispongamos de garrafas de agua en nuestro hogar por lo que pudiera llegar a ocurrir.

4. Artículos de gran necesidad

Algunos de los productos que más se agotan y que tardan un poco más en llegar a las tiendas que la propia comida son artículos de gran necesidad en los que a veces no pensamos. Por ejemplo el papel higiénico, que resulta fundamental en nuestro día a día y a veces se puede agotar en este tipo de contextos. Por ello es necesario que compremos suficiente, así como otros artículos similares, como toallitas de limpieza que nos permitan salir del paso si nos quedásemos sin papel. La pasta de dientes para cepillarnos también es otro de esos artículos de limpieza que deberíamos tener en el armario para cubrir toda la necesidad de la familia.

close-up-1853400_1280

5. Nuestros snacks favoritos

Si estamos en cuarentena vamos a pasar periodos de tiempo encerrados sin poder salir y eso seguro que termina afectando a nuestro estado de ánimo. Por ello es recomendable que compremos varias unidades de aquellos snacks que más consumimos y que siempre ayudan a que se nos ponga una sonrisa en la cara. Cuando nos dé un poco de bajón podremos disfrutar de uno de ellos para levantar el ánimo y encontrarnos un poco mejor. Si os gusta el chocolate, no dudéis en haceros con ello, dado que el azúcar siempre ayuda a que sintamos felicidad.

6. Ahorra y ten un colchón económico

No sabemos cómo se va a gestionar todo el proceso del virus, ni cómo van a gestionar las empresas la cuestión de la cuarentena. Es posible que algunos cierren sus puertas de forma temporal y está por ver qué ocurrirá con los sueldos o con las pagas. Todo depende de las decisiones globales que se realicen y de cómo se gestione la manera de trabajar desde casa, una medida por la que cada vez más empresas van a apostar dentro de este contexto. Por ello y porque no sabemos qué es lo que va a ocurrir, es positivo que pensemos en tener un colchón económico que cubra uno o dos meses de nuestra vida normal. Si después no hay ninguna consecuencia financiera estaremos tranquilos y no tendremos que preocuparnos, pero mejor estar listos.

7. Entretenimiento para los más pequeños

Pensemos que si la cuarentena es dura para nosotros, para los niños es realmente terrible. Al principio todo parece un juego y se pueden hasta divertir, pero a medida que pasen los días los niños se irán agobiando cada vez más. Y en ese momento es cuando tenemos que mover pieza para proporcionarles diversión y tenerles entretenidos de manera que puedan pasar por el proceso de cuarentena de una manera conveniente. Esto significa que tendremos que contar con propuestas de ocio, juegos de mesa, videojuegos, cartas y cualquier tipo de actividad en la cual se puedan divertir. Seamos previsores y pensemos en la cuarentena a largo plazo para que no lleguemos a encontrarnos con que los niños se comienzan a aburrir de manera inesperada. Y contemos con que vamos a pasar mucho tiempo con ellos durante este proceso de cuarentena.

8. Establezcamos rutinas saludables

Ya no podemos o no debemos salir a dar largos paseos y el ejercicio en lugares como el gimnasio está desaconsejado. En lugar de ello tenemos que establecer una serie de rutinas que nos permitan movernos y mantener el cuerpo ejercitado en nuestra casa. Por suerte, hay decenas de tutoriales y de guías en las que apoyarnos para saber cómo hacer ejercicio en la comodidad de nuestro salón. Solo tenemos que buscar una rutina que se ajuste a lo que nos gusta hacer y repetirla todas las veces que podamos a lo largo de los días con la misión de darle a nuestro cuerpo una dosis de ejercicio que le sentará muy bien.

cards-416960_1280

9. Comienza a volcarte en la red

Dado que no vamos a salir a la calle tanto ni acudir a fiestas o eventos, lo mejor es que busquemos la manera de adaptarnos a la situación volcándonos en la red. Hay formas en las que podemos seguir reuniéndonos con los amigos a través de aplicaciones de chat online, de juegos multijugador y de otras opciones similares. Pero no nos olvidemos de que el estar conectados solo tiene que ocupar una parte de nuestro día a día, dado que resulta fundamental seguir realizando una vida normal en la medida de lo posible.

10. Optimismo

Y ante todo lo que tenemos que tener en mente es que la situación no es buena y que para superarla tenemos que ser optimistas y positivos. Pensar de una manera positiva, liberándonos de los malos pensamientos y recibiendo buenas vibraciones y sentimientos positivos, nos ayudará a salir adelante hasta cuando veamos la situación de una manera más negativa. La cuarentena terminará pasando antes o después y nosotros estaremos ahí para disfrutar de la vuelta a la normalidad después del periodo en el que hayamos estado aislados.

Conclusiones

Sobre todo, pensemos en que no solo hay recomendaciones acerca de lo que podemos hacer para superar la cuarentena, sino que también hay acciones que deberíamos no realizar. Lo primero es que no perdamos la calma. Si nos dejamos llevar por el pánico vamos a tomar malas decisiones y acabaremos encontrándonos en algún momento con un problema derivado de esta falta de atención. El pánico también nos llevará a decisiones erróneas en cuanto a la manera de aplicar los consejos que os hemos dado antes. Por ejemplo, quizá acabéis comprando botellas de alcohol que realmente no sirven para higienizar las manos o la piel y que solo se pueden usar para los muebles (por poner un ejemplo al azar). Es posible que lleguéis a un supermercado, veáis todas las estanterías vacías menos las del alcohol de muebles y que penséis que os ha tocado la lotería, por lo que compréis 10 o 20 botellas antes de daros cuenta de que no son las adecuadas cuando ya estéis en casa.

Con el pánico también es posible que descuidéis a los niños o que les tratéis de una manera poco adecuada, siendo un periodo en el cual hay que recordar que ellos también lo estarán pasando mal. Si mantenemos la calma y salimos adelante no solo garantizaremos que nuestra familia estará bien, dado que es posible que también sirvamos de inspiración para otras personas que nos conozcan o nos vean. Al final una cuarentena a nivel más general como la de una ciudad termina siendo un ejercicio común en el que todos participamos. Actuemos de forma responsable y podremos derrotar al coronavirus.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...