¿Cómo actuar ante el ataque de un tiburón?

Si nos encontramos en la situación de ser atacados por un tiburón deberíamos reaccionar con los consejos que os damos.

Tiburón nadando

El titular puede resultar un poco extremo. ¿De verdad nos vamos a encontrar en una situación en la que necesitemos saber cómo sobrevivir al ataque de un tiburón? Pero numerosos titulares recientes vistos en la prensa nos hacen pensar que sí, que puede ser algo que nos ocurra. Quizá no en nuestro país, pero sí en el resto del mundo, sobre todo en algunos países donde el ataque de estos individuos del mar pueden ser más frecuentes de lo habitual.

Si ya hemos hecho contacto con el tiburón y sabemos que el ataque es inminente, lo que debemos hacer es concentrarnos en sobrevivir. Eso significa tener mucha atención a lo que ocurre, porque los próximos minutos van a ser fundamentales. Lo primero que hay que recordar es que no debemos entrar en pánico. Cuanto más nos movamos rápidamente o hagamos ruido y movimiento en el agua, más nos pondremos en riesgo. El tiburón tiene costumbre de utilizar su boca para explorar y hacer contacto. Es posible que nos llevemos un mordisco de exploración, pero no de agresión. Nosotros usamos las manos para esto, pero a los tiburones no les queda otra forma de “explorar” que usar su boca. Es mejor no darle motivos para que nos muerda al pensar que podemos ser una presa.

Sin duda, si salimos de un encuentro con un tiburón con solo un pequeño mordisco que nos deje marca, será mucho mejor que fallecer en el intento de supervivencia.

Si no hay alternativa, porque vemos que el tiburón tiene una clara intención de atacarnos, debemos responder. La mejor opción es golpear en las branquias o en la nariz. La nariz suele imponer bastante al tiburón, pero el problema es que está demasiado cerca de la boca. Dicho de otra forma, si nos descuidamos quizá acabemos metiendo el puño en su boca o golpeando en sus fuertes dientes. Es importante tener cuidado y, si tenemos alguna herramienta, usarla como arma.

Siempre hay que mantener al tiburón en el contacto visual y no darle la espalda sin tener protección. Si retrocedemos para volver a la orilla habrá que hacerlo lentamente. Si nadamos, que siempre tengamos algo de protección a nuestra espalda, como coral que nos proteja. En el caso de ver que el tiburón nos va a atacar, podemos optar por parecer lo más pequeños posibles a fin de quitarle el interés de golpearnos. Para ello es bueno acurrucarse y hacerse una bola. Pero siempre manteniendo contacto visual y evitando hacernos el muerto, algo que con un tiburón no suele funcionar.

Vía: 69 News

Foto: Taken

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...