7 cosas que no hacer en Berlín

Berlín es la tercera ciudad más visitada de Europa y en sus calles se respira aún el aroma a historia reciente. Un lugar al que todo viajero que se precie debe acudir algún día, en especial, aquellos que quieran conocer las grandes ciudades europeas. No obstante, ¿Berlín cumple con las expectativas? Conoce qué no debes hacer en la capital de Alemania y ten el mejor viaje que puedas imaginar en una de las ciudades continentales más importantes.

Puerta de Brandenburgo en Berlín

Puerta de Brandenburgo en Berlín

  1. «Esto lo pago yo con la tarjeta de crédito»
    Es muy recomendable ir a Berlín con la cartera bien llena de efectivo. La mayoría de los restaurantes y comercios berlineses no aceptan las tarjetas de crédito o débito que utilizamos en España y nada es más embarazoso que no poder pagar en un restaurante. Así que mejor llévate dinero en metálico y también controlarás más tus gastos.
  2. No llevar suelto para dar propinas
    El concepto español de dejar propina (si se quiere, si la comida estaba buena y dependiendo del trato recibido) no es el mismo que en Alemania. Siempre que se consuma en las mesas de cafeterías, bares y restaurantes; en el momento de pagar la cuenta se deberá preguntar al camarero cuanto quiere de propina. Normalmente este responderá un 10% del total. También debe dejarse una propina de 50 céntimos al personal de limpieza de los lavabos de grandes establecimientos.
  3. Usar el transporte público de cualquier clase
    Más que un aspecto a evitar es una recomendación. Berlín tiene fama internacional de tener muchos kilómetros para recorrer la ciudad de Berlín en bici y, sobre todo, de sus conductores respetuosos con los ciclistas. Así que te aconsejamos que para moverte por la ciudad optes por la bicicleta, harás un poco de deporte y verás el paisaje berlinés de una forma diferente y totalmente ecológica.
  4. Viajar en metro (U-Bahn) o en tren urbano (S-bahn)
    En España estamos acostumbrados a quejarnos del precio de los abonos y billetes de transporte público, sin embargo, temblad cuando visitéis Berlín. Recomendamos comprar la Berlin Welcome Card, el precio fluctúa según el tiempo y las zonas, pero nos permitirá ahorrarnos hasta el 50% en museos, restaurantes y puntos de interés; y nos darán un mapa y consejos. Una buena inversión si se visita esta encantadora ciudad alemana.
  5. Visitar el checkpoint charlie
    El checkpoint charlie podría renombrarse como el Eurodisney de la guerra fría. Hordas de turistas se agolpan en este punto en mitad de Berlín que antaño dividía a la Alemania controlada por los Estados Unidos y a la zona soviética. No vas a encontrar el paso fronterizo del Muro de Berlín, fue demolido en 1990 y ahora solo hay un museo. Aunque sea un punto de interés te advertimos de lo que vas a encontrar, no te hagas altas expectativas y así podrás disfrutar de este lugar.
  6. No llevar el paraguas encima porque no cabe en el bolso/ mochila/ maleta
    Un error fatal que se puede pagar muy caro a costa de la salud. Es imprescindible llevar en cualquier época del año un paraguas, incluso un chubasquero. Son habituales las lluvias en la capital alemana y también las nieblas intensas. Aunque sus habitantes estén acostumbrados y no luzcan demasiado el paraguas, para un turista del sur es un must have.
  7. Aprovechar e ir en temporada baja
    Los meses de invierno es cuando la gran masa de turistas regresa a sus hogares pero esto es, no por el frío, sino por las pocas horas de luz de la ciudad. Si viajas en temporada baja debes tener presente que deberás madrugar, ya que la mayoría de puntos turísticos y comercios cerrarán antes de las 6 de la tarde. No obstante, si estás dispuesto a levantarte temprano conocerás la verdadera vida de los habitantes de Berlín.

Foto: Meridiano180 en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...