Turismo gastronómico, donde lo que más importa es el sabor

En España hay muchos destinos gastronómicos por visitar: Barcelona, Bilbao y Mallorca, pero también entran en la lista destinos europeos como Roma o París.

Gastronomia italiana

No es habitual hacer turismo gastronómico. Normalmente solemos elegir los por los monumentos que hay, las playas, el clima, y la propia ciudad, más que por la gastronomía típica de la zona. Si pensamos en México, lo primero que nos viene a la mente es: destino paradisíaco, con playas de arena blanca y agua cristalina, y no tenemos tanto en cuenta si la comida mexicana nos gustará. Pesa más el clima y sus playas que la propia gastronomía.

No obstante, hay centenares de personas que cuando viajan no quieren visitar los principales puntos turísticos ni los monumentos más importantes de la ciudad o del país, sino que se dejan llevar por la comida. Es el llamado turismo gastronómico, aquel viaje en el que la principal finalidad es probar una gastronomía diferente: platos, ingredientes y bebidas típicas de la zona.

Hay una infinidad de destinos donde la comida, los restaurantes y los chef son de otro planeta. Si quieres disfrutar de una auténtica cena de lujo sin salir de España, Barcelona te ofrece el ‘Gourmet Bus de Barcelona’, un autobús turístico certificado con la estrella Michelin Carles Gaig. Visitar y disfrutar, a la vez, de las vistas que ofrece la ciudad condal y la gastronomía de la zona nunca ha sido tan sencillo. Vistas panorámicas con cocina en directo y degustación de cocina local (pescado de roca, brandada de bacalao, crema e alcachofas o canelón tradicional con crema de trufas. Todo un privilegio.

En este sentido, Bilbao también es un destino interesante para hacer turismo gastronómico. Se puede visitar un mercado histórico de Bilbao en compañía de un chef que, más tarde, explicará al público la forma de cocinar los ingredientes. Lo más tradicional es hacer una putxera.

Pero si lo que te gusta son las experiencias nuevas, Las Islas Baleares son tu mejor destino gastronómico. Probarás la famosa ensaimada mallorquina, la sobrasada típica de la zona, el salchichón autóctono (llamado Racial de Carnixua), el sorbete de limón al gin de Menorca o los famosos carquinyols. Un auténtico placer para el paladar. Un perfecto destino gastronómico y turístico.

Por otra parte, también se puede hacer turismo gastronómico en Jaén, China, o disfrutar de los platos típicos de Tailandia.

¿Quieres probar nuevos horizontes y pasar las fronteras? París, además de ser la ciudad del amor y pasear por el río Sena, se puede degustar el plato más exquisito de la zona: los pequeños bocados de haute cuisine francesa (alta cocina). El lujo parisino no solo está en las calles, en los escaparates, en los monumentos, sino también en los restaurantes y chefs, en definitiva, en la gastronomía.

No podía faltar la comida italiana. La gastronomía de Italia es una de las preferidas en todo el mundo: pizzas, espaguetis  macarrones, canelones, antipastis… En cualquier restaurante se puede encontrar comida italiana de calidad y a un precio muy asequible. Además, en Roma se ha creado un tranvía con el que visitar la ciudad y degustar platos de una alta cocina es posible. Se llama ‘Ristotram de Roma‘ y en él se puede disfrutar de la comida italiana y hacer un recorrido por la historia y la arquitectura de la ciudad, desde el Coliseo hasta el Circo Massimo.

FUENTE/ ABC

FOTO/ Scott Bauer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...