Ruta por las mejores calles gastronómicas del mundo

Desde empanadas al vapor rellenas típicas de los países orientales hasta sándwiches sabrosos que sirven en los puestos de comida de Europa y América.

Para los que nos gusta viajar desde el paladar, descubriendo las delicias autóctonas de cada lugar que visitamos, es una obligación perderse por esas calles características de cada ciudad dónde puedes encontrar los mejores puestos de comida. Así que vamos a hacer un pequeño recorrido por algunos rincones del mundo y así poder conocer su oferta gastronómica local:

Iniciamos nuestra ruta en Nepal para degustar las humeantes empanadillas al vapor, conocidas como momos. Estas deliciosas bolsitas de pasta se presentan generalmente rellenas de carne picada, aunque con frecuencia se llenan de verduras o queso tradicional del Himalaya, llamado chhurpi. Se sirven con una salsa de acompañamiento y su presentación es ideal para tomar dando un paseo por las calles de Kathmandu.

Hablando de bolas de masa hervida, seguimos nuestro viaje de sabores dirigiéndonos a Chengdu, China, para probar el desayuno de baozi. Estas albóndigas picantes son una verdadera curiosidad en la cocina de este país, donde de los típicos dumplings suelen resultar anodinos para paladares occidentales. Resultan además un gran alimento para despertar en una mañana fría de invierno.

Viajamos ahora a Trinidad y Tobago para conocer los «dobles». Este popular sándwich de coger y llevar es también una verdadera «explosión culinaria», según los que lo han probado. Está compuesto por dos rebanadas de pan plano frito lleno de garbanzos con curry (channa) y, a menudoc cubierto con chutney de mango, pepino, coco y una salsa de pimienta picante.

Saltamos a Tailandia para dejarnos sorprender por la deliciosa comida que se puede encontrar en sus calles. Os recomendamos dirigiros hacia el norte del país para llegar al bazar de noche de Chiang Rai, donde podemos elaborar nuestro propio plato a partir de una variedad de puestos de venta de todo tipo: desde curry tailandés verde hasta grillos fritos. No apto para todo tipo de estómagos. Pero como alternativa encontraremos los batidos de fruta fresca, que refrescaran nuestra garganta.

La India es otra parada obligada en nuestra ruta descubriendo los sabores más auténticos de todo el mundo. Todo el mundo conoce la variedad gastronómica del país de las especies. Nosotros sugerimos un viaje a Chandni Chowk en Delhi si estamos buscando la mejor comida de la calle en este país. Este popular mercado ofrece una amplia gama de chaats (aperitivos): desde dahi Vada (buñuelos fritos empapados en yogur salado) a tortas típicas conocidas como parantha.

También curiosos resultan los típicos picarones de Lima, Perú. Una visita a la Plazuela Chabuca Granda va a satisfacer nuestra ansia de estos donuts calientes con sirope de miel. Si nos preguntamos acerca de la cocina local de Filipinas seguramente un plato va a destacar: el balut. Se trata nada más y nada menos que un embrión de huevo de pato cocido, que deriva su nombre de la palabra malaya usada para designar algo «envuelto».

Volvemos al viejo continente para conocer algunos de sus platos estrella. Aterrizamos pues en Oporto, al norte de Portugal, para saborear un plato de bacalhau (bacalao) con un poco de pan y queso. Para redondear las cosas, seguiremos con la francesinha, un sándwich hecho con jamón, salchicha, carne asada y salsa de cerveza. No hace falta decir nada más para convenceros de esta parada, ¿verdad?

Si tenemos un antojo tonto de carne de cerdo y fideos nos tenemos que dirigir rápidamente a Hanoi, en Vietnam, y pedir uno de los platos favoritos de comida de la calle: el bún chà. Los vietnamitas la consideran una de las más deliciosas empanadas de carne de cerdo que hayamos podido probar nunca. Su elaboración se realiza a través de una parrilla de carbón y el olor seduce a todos los viandantes que se acercan a alguno de los puestos callejeros que lo sirven.

Completamos nuestra lista con una visita a Malasia para degustar el nasi lemak, que quizás obtenga el sobresaliente en este repaso gastronómico que os hemos ofrecido. Se trata de un plato de arroz con fragancias que se cocina con leche de coco y se sirve con distintos acompañamientos. Si esta opción no nos llega a convencer, algo de lo que dudamos, este país del sudeste asiático nos ofrece todo tipo de alternativas culinarias que seguro que dan en el clavo, desde dulce a salado, picante o helado.

Estamos convencidos de que después de este repaso por los rincones gastronómicos más apetecibles del planeta habremos abierto el apetito de mas de uno. Sólo necesitamos billetes de avión y ganas de aventura para descubrir experiencias únicas para vivir.

Foto: Moyan Brenn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...