Palillos japoneses: todo lo que siempre has querido saber sobre ellos

Hoy hablamos de culturas milenarias que se esconden en muchos de los destinos que visitamos y lo hacemos descubriendo los secretos de los palillos japoneses

palillos japoneses

Probablemente cuando hablamos de culturas milenarias a todos nos viene en mente Japón entre algunas de las asiáticas más fascinantes y que en sus países nos esperan para mostrarnos un estilo de vida totalmente distinto al que conocemos, pero también para enseñar a un turista dispuesto a conocerlos a fondo que a veces la cultura milenaria no es tan milenaria como se cree en ciertas tradiciones, y que además se ha ido adaptando a la perfección a los tiempos que corren. Y un buen ejemplo de ello es precisamente el uso de los palillos japoneses para disfrutar los platos más diversos, porque en realidad nos encontramos con la imposibilidad de entenderlos sin la cocina, pero también de imaginar su cultura sin ellos. Hoy te contamos su historia y sus secretos, y quizás te sorprendan muchas prácticas, y sobre todo su introducción, que no es tan antigua como se cree.

Primeros usos de los palillos japoneses

En realidad, que un occidental confunda los palillos japoneses con los chinos no es nada casual, al fin y al cabo, para los que estamos acostumbrados a los cubiertos, ambos nos parecen realmente similares. En parte esto es porque fueron los japoneses los que tomaron la idea prestada de sus vecinos asiáticos, ya que los palillos chinos ya se introdujeron en la cultura del país mucho antes que en Japón. Los japoneses empezaron a utilizarlos como sustituto de las manos a mediados del siglo VIII, con lo que antiguamente esta tradición no existía en su cultura.

Pero a pesar de que se tomó la idea de los chinos, en realidad los palillos japoneses son diferentes, fundamentalmente por dos cosas. La primera es que son más pequeños, ya que miden de media 26 centímetros, frente a los casi 30 de los chinos. La segunda, su terminación, en punta, en lugar de planos como los de los chinos.

Utilidad ante todo

A pesar de que partiendo de la mentalidad occidental y de las muchas referencias que se hacen en cine y TV de lo difícil que resulta comer usando palillos, y de que si que es verdad que se requiere cierta práctica, los palillos japoneses a diferencia de los chinos son mucho más cómodos y útiles por dos cosas. La primera por su forma, que al ser terminada en punta permite pinchar los alimentos de forma general, con lo que no hay problema incluso para un novato. La segunda, se refiere sobre todo a cómo los japoneses sirven su tradicional comida, que es troceada en pequeñas porciones, y pese a que esto tiene una razón histórica de la falta de combustible necesaria para la cocción de alimentos, se ha mantenido vigente como parte de su cultura gastronómica hasta la fecha.

Lo cierto es que el que conoce a fondo la gastronomía japonesa sabe perfectamente diferenciarla por todos estos detalles de la del resto de Asia, pero la aparición en Occidente de restaurantes que acaban por mezclar todos estos estilos ha hecho que sea más complejo todavía para un viajero que solo ha recorrido los locales de las ciudades españolas entender estas sutiles pero importantes diferencias a priori.

Protocolo de palillos: toda una ciencia

Aunque los palillos japoneses sean menos complejos que los chinos, y parezca que todo el mundo sabe usarlos, en realidad existe un estricto protocolo que impide, al menos por educación y por supuesto en actos oficiales la posibilidad de utilizarlos para ciertas cosas. Por ejemplo, no se puede mostrar con los palillos que nos gusta más un alimento que otro, ya que la educación a la mesa dice que hay que comer de todo en una proporción similar y compartir todos los platos con los comensales. Además, tampoco se puede lamer o saborear un alimento del palillo sin sacarlo de él para llevárselo a la boca. Y esto es solo el principio de una gran guía de buenas prácticas que todo japonés conoce y pone en práctica en su gastronomía habitual.

El porqué de los palillos desechables

Probablemente para muchos el hecho de que sean desechables los palillos de los restaurantes no cobre demasiada importancia, pero lo cierto es que hay una explicación cultural y religiosa. Y es que el sintoísmo prohibe que se puede comer con el mismo instrumento que ha utilizado otro, ya que supone que si bien las baterías pueden eliminarse con un lavado, no se puede eliminar las malas mañas de esa persona o sus actitudes negativas que quedarán impregnadas en el palillo haciéndolo inutilizable. Para evitar ese “contagio2 los japoneses usan siempre palillos de usar y tirar ¿Qué te parece?

Imagen:  bergkampson

Vía: Diario del Viajero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...