Nebraska abre una de sus clásicas cafeterías y resucita

La cafetería Nebraska de Bravo Murillo ha vuelto a abrir sus puertas y ya está ofreciendo sus clásicos productos a la clientela.

cafeteria Nebraska en Madrid

El pasado 11 de enero nos levantábamos con la noticia del cierre de las míticas cafeterías Nebraska. La cadena, que contaba con un gran número de locales en Madrid, vendió sus establecimientos a Corpfin Capital Real Estate. Lo que nadie sabía es que en el momento que ocurrió todo esto el antiguo gerente de Nebraska, Pedro Simón y el que fue encargado de mantenimiento, Juan Pedro Carrero, se pusieron en contacto con el dueño del local que estaba situado en la calle Bravo Murillo número 293 en el barrio de Tetuán. Dicho establecimiento era el único que no poseía en propiedad la cadena de cafeterías.

El propietario de Bravo Murillo llegó a un acuerdo con estos antiguos empleados, que también hablaron con Corpfin Capital Real Estate para comentarle que tenían en mente reabrir el negocio. La empresa tampoco puso oposición a esta idea, puesto que a ellos solo les interesaban los locales en propiedad de la cadena.

Ahora casi tres meses después del cierre de Nebraska podemos volver a disfrutar de los sabores de esta cafetería. Según Simón y Carrero esta nueva cafetería va a tener la misma esencia que las antiguas, aunque sus elementos decorativos también tendrán un toque personal.

Los nuevos dueños se han decantado por colores claros en las paredes, elementos decorativos más modernos y el uso de luces LED. El objetivo es traer el mejor sabor de Nebraska, pero con un aire más renovado y juvenil. El nuevo proyecto contará con un gran número de antiguos empleados de las cafeterías, ya que para Simón es más factible trabajar con compañeros que conocen el oficio y son personas de “confianza”. Tan solo se incorporarán a la plantilla dos caras nuevas. Se trata de dos chicas que tal y como apunta Carrero ayudarán a dar esa sensación de juventud al negocio.

Pero por si nos quedaba alguna duda de que la esencia de Nebraska va a seguir viva, Simón y Carrero han asegurado que se vuelven a servir sus famosos perritos y como no podía ser de otra manera, con la salsa de mostaza “secreta”. Aunque algunos antiguos empleados revelaron el secreto de la receta, los nuevos gerentes no creen que esto afecte demasiado, ya que hay que saber el truco para que la combinación de mostaza y mayonesa acabe siendo perfecto.

No habría que extrañarse si con el tiempo vamos viendo de nuevo locales Nebraska repartidos por toda la capital, aunque lógicamente en locales distintos a los que tuvieron en su momento. La clásica cafetería seguirá muy viva.

Foto: jackmac34

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...