Medidas a prueba de curiosos en Noma, el mejor restaurante del mundo

Noma, el mejor restaurante del mundo en 2014, ha instalado un jardín alrededor del edificio para evitar miradas curiosas.

Restaurante Noma

Si te gusta disfrutar de la buena gastronomía, seguro que ya has probado las exquisiteces de alguno de los lugares que te mostramos en la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo. Los hay para todos los gustos y en todos los rincones del planeta, aunque el que más destaca, claro, es el que encabeza la lista: Noma. Este restaurante danés se situó en el número uno, arrebatando la posición privilegiada a El Celler de Can Roca, en Girona. Aunque no es la primera vez que el restaurante danés, capitaneado por el chef René Redzepi, conquista lo alto de la lista de mejores restaurantes del mundo. Ya está acostumbrado a los reconocimientos, y aun así… Parece ser que, tras el galardón de este año, la popularidad de Noma ha aumentado hasta tal punto que el restaurante se ha visto obligado a tomar medidas… ¡contra los curiosos!

Noma está ubicado en la capital danesa, en Copenhague, en un antiguo almacén de sal junto a uno de los canales de la ciudad. Es decir, en una localización céntrica y al alcance de muchos de los turistas y habitantes de la ciudad, que pasean junto al puerto… y curiosean. Porque la curiosidad se ha convertido en uno de los problemas a los que tiene que hacer frente Noma: al parecer, muchas personas se asoman a los cristales para ver cómo es el restaurante por dentro, la decoración, el ambiente… Y, para los comensales que cenan allí, y que han pagado más de 200 euros para probar las delicias de René Redzepi, ver que alguien les está observando desde el otro lado del cristal mientras comen no entra precisamente en la definición de velada agradable.

Por ello, en Noma han decidido instalar un jardín alrededor del edificio. El equipo de diseño del restaurante se puso en marcha y, en pocas semanas, alrededor del restaurante apareció una extensión verde de inspiración nórdica que cumple una doble función. Por un lado, estética, ya que parece formar parte del almacén del restaurante. Y por el otro, práctica, ya que mantiene alejados a los curiosos… ¡por ahora!

Foto / Sarah Ackerman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...