En Osaka ya podemos comprar KitKats totalmente personalizados

En Japón ya podemos solicitar un KitKat con los ingredientes que más nos apetezca que tenga la barrita.

KitKat personalizado

La era de la personalización llega a todo y en Japón hay algo que les encanta: los dulces, así que también se personalizan de forma frecuente. La última entidad en unirse a esta tendencia es KitKat, que en el país del sol naciente tiene una presencia enorme debido a la existencia de cientos de sabores que en nuestras tierras ni siquiera podríamos imaginar. Después de ofrecer al público sabores de edición limitada, estilos que solo se pueden consumir en fechas concretas y combinaciones de lo más locas, ahora ofrecen un servicio personalizado en una tienda de Osaka.

La tienda está en la estación Namba de Osaka y ha sido bautizada como un KitKat Chocolatory de categoría Premium. Dentro los clientes tienen la oportunidad de dar rienda suelta a sus fantasías diseñando el KitKat de su vida.

Para ello se utiliza un terminal de pantalla táctil donde elegimos la base entre cinco tipos de chocolate para que el resultado de la barrita encaje exactamente con lo que más nos gusta. Luego elegiremos los toppings y eso será lo que le acabe dando el estilo más personalizado al dulce, el cual se convertirá en nuestro nuevo vicio personal.

Entre los toppings disponibles encontramos mango, piña, algodón de azúcar, almendra o coco. Si no sabemos cómo mezclar las distintas opciones siempre podemos optar por las sugerencias de la casa que se nos proporcionarán de la mano de expertos tal y como si estuviéramos eligiendo el vino que mejor le queda a la comida que previamente hayamos elegido. Aquí lo que seleccionaremos inicialmente será el chocolate de base y a eso nos darán las recomendaciones de toppings que mejor peguen. Y si queremos llegar a disfrutar de todos los sabores… ¡hay una versión que reúne los 9 toppings!, aunque resulta más cara y no sabemos qué efecto tendrá en el paladar.

Como decíamos antes, los chocolates de KitKat tienen un éxito enorme en Japón por mucho que no sean un dulce japonés. Su origen se produjo en Londres en 1935 y aunque inicialmente fueron una idea de Rowntree, ahora son un producto marca Nestlé. En Japón comenzaron a tener éxito desde antes del 2000 y poco a poco han llegado a sumar hasta más de 300 sabores que se rotan a lo largo del año dependiendo del momento. En este país también hay tiendas especializadas y todo tipo de productos derivados que remarcan el valor que tiene el producto para los ciudadanos japoneses.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...