El Café Comercial reabre sus puertas en Madrid con un toque hipster

Un descendiente de la familia propietaria se ha ocupado de revitalizar el Café Comercial de Madrid con el apoyo de un socio.

Café Comercial en Madrid

Todos recordamos cómo hace no mucho tiempo se produjo el cierre del icónico Café Comercial de Madrid, lo que provocó que multitud de personas dejaran notas en el cristal exterior. Se pensó que el local acabaría convertido en una tienda o similar, pero la final ha vuelto a la vida. Un poco más hipster, pero al menos ha vuelto.

Este bar ofreció sus servicios a muchos madrileños durante más de 100 años, pero lamentablemente en 2015 cerró sus puertas. Ahora sabemos que eso no fue una despedida, sino un hasta luego, porque el Café Comercial ha vuelto. El local se abrió de nuevo al público el pasado día 27 de marzo con la misma esencia añeja, pero a la vez mucho más renovado y con una nueva plantilla al frente.

El Café Comercial es uno de los establecimientos más clásicos de la capital española, no solo por la calidad de sus productos sino también porque es un local que está cargado de historia. La primera vez que los madrileños pudieron probar uno de sus cafés fue en 1887, aunque no sería hasta años más tarde, concretamente en 1909, cuando adoptaría la imagen que conocemos hasta ahora con ese sello tan identificativo del Café Comercial. Fue en es época cuando lo adquirió Arturo Contreras y desde entonces el mítico local ha ido pasando por todas las generaciones de la familia de Arturo.

Sin ir más lejos, uno de los nuevos socios es Fernando Vera, biznieto de Contreras. Fernando ha trabajado en el Café Comercial durante 30 años siendo gerente del mismo. Ahora ha vuelto con más fuerza que nunca para que perdure el negocio que un día regentó su bisabuelo.

El local más famoso de la Glorieta de Bilbao tiene 128 años de historia y tanto Vera como su socio Álex Pérez pretenden que el Café Comercial siga existiendo por mucho más tiempo. Un establecimiento acorde con el barrio de Malasaña, por donde se han paseado numerosos rostros conocidos de la literatura española. Allí se han sentado Machado, Pérez-Reverte… otorgando ese toque bohemio que tiene el local. Ahora los madrileños volverán a disfrutar del Café Comercial en todo su esplendor. Podrán echar la vista atrás e introducirse en épocas pasadas tomando un buen café con churros, pero también disfrutarán de los cambios de remodelación del local que le han dado un aire más fresco y actual.

El objetivo de los actuales socios del Café Comercial ha sido mantener la esencia del local, aunque tanto Pérez como Vera reconocen que el establecimiento necesitaba renovarse y por eso han llevado a cabo obras de remodelación y han modificado parte de su diseño interior. Para realizar estos cambios han contado con la experiencia de Juan Luis Medina, interiorista del Estudio Madrid in Love. Medina se ha sentido encantado por poder formar parte de este proyecto y le hado al Café Comercial ese toque actual que necesitaba.

Muchos de los elementos que formaban parte del viejo Café Comercial se han mantenido. La barra, las lámparas y las columnas de su interior permanecen intactas, pero sí han sido sometidas a un proceso de restauración. Además, también se ha hecho lo propio con las maderas que rodean los espejos.

Café en la Glorieta de Bilbao

La planta baja del local es la que ha sufrido menos modificaciones. Esta zona era conocida por ser el punto de reunión de viejos veteranos de guerra y en sus paredes se han colgado frases de algunos poetas conocidos. Rafael Soler es uno de ellos, que nos regaló mensajes como “Bibir es beber con los que viven” o “Vivir es un asunto personal”, ambas pueden leerse en esta zona del Café Comercial. Por su parte, la planta alta es la más reformada, ya que los socios entienden que es una de las zonas que tiene más afluencia de clientes.

Por último, en la segunda planta se ha incluido un gran salón para 60 o 70 comensales. Esta es una de las nuevas apuestas del Café Comercial, puesto que siempre ha tenido licencia de café-bar y ahora la han cambiado a restaurante. Aquí podremos probar tapas de todo tipo como el gazpacho, las croquetas o el jamón ibérico. Además también se ha habilitado un espacio exclusivo para cócteles y por supuesto se ha dejado una sala de exposición para seguir con la tradición de realizar presentaciones y organizar actividades dentro del local.

El pasado 27 de marzo a las 20:30 de la tarde el Café Comercial reabría sus puertas para que los madrileños pudieran volver a disfrutar de uno de los locales más míticos de la ciudad. Ampliando su oferta de servicios los actuales socios han apostado por traer a Madrid un establecimiento histórico adaptándolo a las necesidades actuales de sus clientes. Puede ser más hipster por su estética, que busca el estilo antiguo, pero moderno, pero la buena noticia es que un local tan histórico sigue abierto y a pleno rendimiento.

Vía: Café Comercial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...