Dulces navideños para saborear en Francia

El tronco de navidad y las galletas de mantequilla son dos dulces típicos que no faltan en ninguna mesa navideña de Francia.

Buche de Noel

Aunque las Navidades son la ocasión perfecta para reunirnos con la familia, amigos y seres queridos, hay que reconocer que uno de los pilares fundamentales de las celebraciones navideñas es la gastronomía.

Los encuentros familiares no serían lo mismo sin la mesa llena de platos suculentos y copas de champán o vino, o sin la sobremesa, en la que no dejamos de picotear turrón y dulces aunque ya no podamos comer ni un bocado más.

Hoy, para no empacharnos todavía, nos olvidamos por un momento del turrón y te invitamos a probar la gastronomía que protagoniza las fiestas navideñas de otro país, Francia. Para acompañar los regalos de San Nicolás y las celebraciones en familia, los franceses recorren a varios alimentos, pero nos centramos en dos: las punitions, galletitas de mantequilla, y el Bûche de Noêl, el tradicional tronco de navidad. ¡A cada cual más delicioso!

Por un lado, las punitions son galletas de mantequilla parecidas a las que pueden encontrarse en varios países, como el shortbread típico de Escocia, aunque tienen características que las convierten en únicas. Son finas, crujientes y doradas, y se funden en la boca. ¿Apetecibles, no?

Aunque la receta es tradicional, fue una de las panaderías más famosas de París quien las popularizó, Poilâne. Esta panadería, convertida en toda una institución de la capital, lleva décadas haciendo las delicias de franceses y turistas, y tras abrir varios establecimientos en París, ha dado el salto también a Londres.

Además de sus panes, su preparación estrella son las punitions. Si visitas la ciudad del Sena, acércate hasta alguna de sus tiendas para probarlas, aunque quien avisa no es traidor: ¡son muy adictivas!

Por otro lado, en ninguna mesa navideña francesa puede faltar el Bûche de Noël, el tronco navideño. Este postre imita la forma de los leños que suelen quemarse en el hogar en esta época.

Se trata de un bizcocho rectangular enrollado y relleno de crema de mantequilla de cacao o de frutos secos como avellanas o almendras, aunque también puede ser de otros sabores. Para darle un toque irresistible, por encima se le añade un glaseado de chocolate.

Foto / Bgreenlee

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...