De tapas y tradición

En Madrid, las tapas son un clásico que se acompañan con un trago suave. Una delicia gastronómica que vale la pena disfrutar no sólo para deleitar nuestro paladar sino para formar parte de la cultura de la cocina española

La capital de España tiene un sinfín de oportunidades para ofrecernos. Con distintos atractivos de gran valor cultural, histórico, artístico y de entretenimiento, nos invita a descubrir cada uno de sus rincones y deleitarnos con cada uno de sus encantos. Y es que si de deleite se trata, nada mejor que degustar los sabores de la gastronomía madrileña.

Las tapas son el clásico de la comida madrileña

No sólo los hoteles en Madrid sino también los bares y restaurantes tienen para ofrecernos menús de excelente calidad, en manos de los mejores chefs que podemos encontrar en la Península Ibérica. Sin lugar a dudas, tendrás una catarata de sensaciones cuando decidas degustar alguna de las exquisiteces de la comarca.

Si tenemos que caracterizar a la cocina madrileña con algún adjetivo, uno sólo nos quedaría corto. Por eso, vamos a elegir las siete palabras que la misma Comunidad utiliza en su página de turismo: “sabrosa, abundante, elaborada, tradicional, vanguardista, castiza y sofisticada”.

Sin lugar a dudas, ese conjunto de adjetivos son suficientes para tentarnos y permitirnos disfrutar de lo mejor de la comida de Madrid que no sólo satisfacen nuestros paladares sino que además, nos dejarán con ganas de probar aún más. La forma de elaboración y la calidad de los productos son un incentivo extra que nos invita a animarnos a elegir alguno de los restaurantes de la ciudad.

Hay una gran variedad de platos tradicionales en la capital del país, sin embargo no podemos dejar de hablar de las clásicas tapas. Si eres un viajero frecuente o un asiduo lector de sitios turísticos, sabrás que esta delicia forma parte de la tradición de Madrid en particular y de España en general.

Lógicamente, cuando hablamos de tapas debemos imaginar una gran cantidad de alicientes que se utilizan para su elaboración. Las tienes de diferentes sabores, aromas y texturas y por eso, es sumamente interesante tener la oportunidad de degustar cada una de ellas, para no quedarnos con la idea de habernos perdido algo.

Calamares a la romana, queso, jamón, callos, anchoas, aceitunas y patatas bravas son algunas de las variantes que las tapas de Madrid nos ponen a disposición. Debes tener en cuenta que en los bares de la capital suelen servirse acompañados con vino, caña o vermouth.

Es posible disfrutar de las tapas en cualquier bar de la ciudad y por eso no debes preocuparte por nada. Cualquiera sea el paseo que estés dando, cuando gustes deleitarte con una ronda de tapas podrás hacerlo sin ningún tipo de problemas.

Fotos: Daquella manera en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...