Córdoba, Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2014

¿Por qué? Pues, entre otras cosas, por aglutinar en una misma cocina cuatro culturas y gastronomías diferentes que le confieren una gran variedad y riqueza.

Córdoba disfruta este año del título de Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica, un mérito que reconoce las excelencias de su gastronomía pero también su pasado histórico, que ha dejado huella en el patrimonio, en la cultura y en sus tradiciones. Además, se trata del primer año que se concede esta distinción, por lo que hay que decir que el mérito es doble.

¿Y cuáles son los motivos que han alzado a la capital cordobesa como la 1ª Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica? Pues bien, las razones que más han pesado son cuatro: su historia milenaria, ser un punto de encuentro de culturas y gastronomías diversas, poseer el recinto urbano declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO más grande del mundo y el segundo casco histórico más grande a nivel de Europa.

No cabe duda que la principal particularidad de la gastronomía cordobesa nace del encuentro de diferentes culturas, que en este caso son la romana, árabe, judía y cristiana. La consecuencia es una explosión de sabores, colores, aromas y texturas que se palpan con los cinco sentidos, además de una variedad de productos gastronómicos y técnicas culinarias únicas. Entre la herencia romana figuran el aceite de oliva y la cocina mediterránea; de los árabes el uso de los frutos secos, las especias, la verdura, la naranja amarga y el toque agridulce; en la repostería convergen las raíces árabes (miel, ajonjolí,) y judías; mientras que la carne y determinadas costumbres culinarias provienen de la cristiana.

¿Cuáles son los platos típicos que deberíamos degustar en nuestra visita a Córdoba? Ante tanta variedad hemos decidido fijarnos una lista de platos para no irnos de esta ciudad sin probarlos:

  • Aceitunas aliñadas y boquerones en Vinagre
  • Salmorejo Cordobés
  • Carnes: rabo de Toro, cordero a la miel, manos de cerdo al horno, cochifrito de cabrito, la chanfaina, las morcillas.
  • Pescados: el bacalao al rin-ran, el ajo ‘sopeao’ (suelen preparase ambos en salazón), la palometa o ‘japuta’ (en escabeche) y pescado en adobo frito.
  • Flamenquín de Jamón Serrano
  • Naranjas picadas
  • Alcachofas a la ‘montillana’
  • Berenjenas fritas empanadas o a la miel
  • Postres: pastel cordobés, tortas de pastaflora (ambos rellenos de cabello de ángel), los garrotillos y postres elaborados con dulce de membrillo.

La paella de campiña, el guiso de espárragos amargueros, boronía o potaje de habichuelas secas, las albóndigas a la cafetera o el picadillo son recetas más difíciles de encontrar porque ya no se suelen cocinar tanto, pero vale la pena intentarlo.

¿Con cuál te quedas?

Fuentes / Turismo de Córdoba y Wikipedia

Foto / javier lastras y blogefl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...