Celebrar la Navidad en el Hotel Ritz de Madrid

El Hotel Ritz de Madrid ha preparado unas cenas muy especiales para las fechas clave de esta Navidad.

Navidad en el Ritz

Ya sabéis que hemos comenzado el mes de diciembre y eso en nuestros contenidos significa ajustarnos a lo que seguro que todos estáis buscando: recomendaciones para vivir la Navidad a lo grande. Lo hacemos todos los años, sabéis que nos lo pasamos en grande y sabemos que a vosotros os viene de perlas. En los próximos días (y semanas) nos ocuparemos de ayudaros a todos a vivir las Navidades de la mejor forma posible y con algunos planes alucinantes (palabrita).

Comenzamos con algo distinto de lo cual no habíamos hablado otros años: la celebración de la Navidad en uno de los hoteles de mayor lujo de la capital. ¿Os habéis imaginado cómo sería celebrar la Nochebuena en un sitio como este? No es algo accesible para todos los bolsillos, ¿pero quiénes somos nosotros para no informar de ello? Si alguno de vosotros consigue asistir a estas cenas de las que os hablamos ahora agradeceríamos que nos pusierais un comentario diciendo que estuvo «todo muy malo», ¡porque nos estaréis dando mucha envidia! y así dolerá menos.

Nochebuena y Nochevieja se celebran en el Ritz de una forma exquisita. El precio de los menús está en consonancia con la elegancia del hotel, uno de los más destacados de la ciudad. En Nochebuena cenaremos con algunos platos tan fantásticos y elegantes como carpaccio de langostinos aderezado con la presencia de perlas preparadas con trufa negra, ostra de Marennes de Olerón preparada pasando por un proceso de gratinado en sabayón a la naranja y jarrete de cordero lechal preparado con la receta provenzal y glaseado. También estará disponible otra propuesta de pescado, un exquisito lomo de rape al estilo albardado y con un acompañamiento de las mejores y más frescas verduras de la temporada de invierno en la que nos encontramos.

No tenemos dinero para pagar la cena, pero nos cuesta decidirnos por el plato que seleccionaríamos para disfrutar de ella. ¿Con cuál os quedaríais vosotros? Pensemos que es necesario que después tengamos un poco de espacio, dado que el postre es de esos de los que no se olvidan. Hay un souffle Alaska que será preparado con un proceso de flambeado con ron añejo. Y para el que se quede con ganas de un poco más de dulce, porque sabemos que puede ocurrir y no tiene porqué pasar nada, el hotel servirá una selección de los mejores dulces de Navidad.

Navidad y dulces

Ya sabéis lo que significa eso, turrones, mazapanes, polvorones, todos artesanales y deliciosos. La bebida que se servirá incluirá un poco para todos, porque la cena también puede recibir niños, pero los expertos apreciarán que la bodega privada del hotel ponga sobre la mesa bebidas como Barón de Chirel. ¿Y el precio? Pues estamos hablando de una tarifa que, dentro de la gama alta, no es tan excesiva (sobre todo cuando la comparéis a la de Nochevieja). Los adultos tendrán que pagar 280 euros por cubierto y los niños 120 euros (hasta 12 años como máximo).

La cena de Nochevieja es igualmente deliciosa, o al menos lo parece (y también es verdad que escribimos esto con un poco de hambre, lo cual igual influye). Pero el precio es muy superior por los motivos que ahora detallaremos. Dentro del menú podremos elegir entre lubina salvaje cocinada con salsa de algas, gamba roja o el famoso solomillo Wellington, preparado con una salsa de trufa que tiene que estar fantástica. Antes, en el aperitivo, nos habrán servido atún rojo preparado con vinagreta de lima y tartar de vieras.

Todo ello acompañado por las mejores bebidas y por unos postres que en teoría serán incluso superiores a los de Nochebuena. Además, el elevado precio del que hablábamos antes, estará justificado porque junto a la cena habrá un cotillón que ya se ha hecho famoso por lo animado que resulta. Habrá música en directo, la celebración con las uvas y un buen ambiente para que la fiesta no pare durante horas. El precio será de 730 euros cada persona y un total de 395 euros para los niños menores de doce años. Y sí, como decíamos, se sale un poco de nuestro presupuesto, pero nos queda la confianza de que alguno de nuestros lectores nos puedan contar qué tal se lo ha pasado disfrutando del final de año en el Ritz.

A nosotros nos llama la atención que para el día de Navidad también haya otra propuesta que se ha ido convirtiendo en un clásico del Ritz: el Brunch. El precio en este caso será de 190 euros y nos permitirá meternos de lleno en el espíritu navideño al tiempo que disfrutamos del inconfundible sabor de los platos del conocido hotel. Los niños en este caso pagarán 85 euros, así que la tarifa es mucho más comedida y podréis tener la experiencia. Además, si os alojáis en el hotel las tarifas de Navidad hemos leído que incluyen un obsequio especial.

Foto: pixel2013stevepb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...