Webcam de La Puerta del Sol en vivo durante la cuarentena

Nos conectamos a las webcam que apuntan a la Puerta del Sol para ver el icónico centro de Madrid sin personas como nunca antes lo habíamos visto.

Webcam de La Puerta del Sol en vivo durante la cuarentena

Son casi las 4 de la madrugada en España cuando escribimos estas líneas. Estamos en Japón viviendo una de las experiencias periodísticas más atípicas en nuestra carrera. Desplazados por motivo de los Juegos Olímpicos de 2020 (2021), comprometidos a cubrir la actualidad de Japón con la aprobación del Emperador, pero con la limitación que supone casi no poder moverse de casa por la expansión del virus. En Tokio no estamos de cuarentena, pero los rumores apuntan a que comenzará próximamente. Una sociedad habituada al uso de mascarillas y el escaso contacto físico entre los ciudadanos ha ayudado a que aquí el virus esté muy contenido. Posiblemente solo sea cuestión de tiempo.

Vemos España desde la lejanía, con lágrimas en los ojos, con rabia que nos hace apretar los nudillos, con ganas de gritar, saliendo a la ventana de nuestro apartamento cuando en España son las 22:00 horas para aplaudir en bajito, porque a los japoneses el ruido no les gusta nada. Sentimos la cuarentena como propia, no salimos salvo para la compra, hay que dar ejemplo incluso desde la otra parte del mundo. Y pensamos en todo lo que echamos de menos de España, lo que seguro que vosotros también echáis de menos.

Las terrazas, la barra de pan calentita por la mañana, ese cine de domingo, el paseo por el parque, el andar por andar, por dar una vuelta por la ciudad, costumbres muy españolas sin las que uno se da cuenta que cuesta vivir. Y, por supuesto, la Puerta del Sol, centro de Madrid, lugar al que todos los madrileños nos dirigiríamos si hubiera un incidente global y no supiéramos qué está pasando, punto de acción en el que, si los extraterrestres nos visitaran, aterrazaría su OVNI. Echamos de menos la Puerta del Sol como cualquier español que ha pasado algún momento de su vida en Madrid, ciudad que acoge con sus brazos abiertos a cualquiera, venga de donde venga.

Nos conectamos a la webcam de Skyline Webcams que está apuntando a la Puerta del Sol y nos quedamos perplejos. Sí, son las 4 de la madrugada, pero nunca habíamos visto el centro de Madrid tan vacío ni siquiera a esas horas. Quienes conocen la capital saben que es virtualmente imposible encontrar la Puerta del Sol vacía en su 100% en algún momento del día o de la noche. Siempre hay alguien, aunque sea una persona. Pero hoy, nadie. Vemos un coche pasar, posiblemente una ambulancia, pero la calidad de la imagen no nos da suficiente margen para discernir exactamente qué es. Y además, avanza a toda velocidad. Las luces de las farolas iluminan el agua con el que se han limpiado las calles. En el fondo, semáforos parpadeando. La luz del reloj que nos transporta a final de año, que nos hace pensar en las uvas, en la fiesta, en los besos y la celebración. Por unos segundos cerramos los ojos y todo cambia, todo es más bonito, más alegre y por un momento tenemos la sensación de estar quejándonos debido a la cantidad de gente que hay en la Puerta del Sol y a lo difícil que es hacer cola para comprar un pastel en La Mallorquina.

Puerta del Sol Webcam Madrid

Volvemos rápidamente a la realidad cuando abrimos los ojos y miramos, una vez más, esa webcam que parece que no sea realmente una cámara conectada en vivo. Porque no ocurre nada. Este es el titular menos imaginable sobre Madrid: no ocurre nada en la Puerta del Sol. No hay nadie cruzándola camino a su casa después de una noche de música en la calle Huertas, no hay nadie durmiendo al raso, no hay grupos de amigos buscando un nuevo lugar en el que continuar la fiesta, ni personas aleatorias paseando por ahí. Tampoco hay leones ni osos panda, por mucho que haya quienes disfrutan entonando el comentario manido de «la naturaleza vuelve a su lugar». El máximo animal que se puede ver por ahí, aunque está fuera de plano, es el oso en el madroño.

La webcam está hospedada por el Hostal Puerta del Sol Rooms, y no sabemos ni si lo hacen gratis, si hay pago de por medio o qué, pero agradecemos que no hayan desenchufado la cámara, porque tenemos claro que a muchas personas recluidas en sus casas, ver la imagen les devuelve la vida. Ellos están recluidos, pero la Puerta del Sol está ahí, esperándoles, prometiendo risas y ambiente, caza de Pokémon y venta de cupones, fotos con el Winnie the Pooh pirata y espectáculos callejeros, así como otras tantas cosas que hacen a este lugar único.

Navegando por la web de la webcam vemos que hay otras cámaras apuntando a la Puerta del Sol. Es maravilloso. Una de ellas enfoca desde la otra dirección y nos permite ver el letrero del Tío Pepe, teniendo además el sonido ambiente bien ajustado. Se la debemos a la colaboración con Hostal Riesco. Justo en este momento, las 4 y 21 de la madrugada, vemos otra furgoneta pasar. Parece la misma y da la sensación de que está haciendo la ronda. Ahora llegan los equipos de limpieza limpiando el suelo de nuevo a manguerazo limpio desde la calle Montera. Gracias a todos los que seguís ahí fuera, arriesgando vuestra vida, haciendo mejor Madrid. Luchando por quienes están en casa, por quienes quieren salir, pero saben que no deben hacerlo, luchando por todos.

Vía: Skyline Webcams

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...