Viajando por Brasil: Salvador de Bahía.

Si hay algo por lo que se caracteriza Brasil, es por la alegría de su gente. En esta oportunidad, les acerco un destino fascinante, Salvador de Bahía, que seguramente después de leer este artículo, lo tendrán agendado entre sus próximos lugares a visitar.

Mulatos Salvador Bahía
Foto de Brasil´s en Flickr

San Salvador de Bahía, o Sao Salvador do Bahía de todos os Santos, así tal cual su nombre completo es conocido entre los brasileros, es una preciosa ciudad, localizada en la costa noreste de Brasil, y es capital del Estado de Bahía. Fue fundada en 1.549 por Tomé de Sousa. Rápidamente se convirtió en el mayor puerto brasileño.

Posee un clima tropical cálido, con temperaturas promedio de 25 grados C., con lluvias en invierno y en verano.

En la actualidad, se encuentra extremadamente poblada ( alrededor de 3.5 millones de habitantes), predominan entre sus habitantes los negros y los mulatos, esto tiene su explicación en que antiguamente, arribaron a ella esclavos negros, para trabajar en la producción de tabaco y azúcar. No es de extrañar entonces la gran influencia africana que ostenta hoy la ciudad, que se refleja en su música y sus danzas (axé, candomblé, zamba y capoeira), la manera de vestir, en su gastronomía, en lo religioso, y en sus fiestas y rituales.


Salvador de Bahía, tiene una tasa de alfabetización del 90 %, pero como ocurre con otros países latinoamericanos, la desigualdad social, se hace muy notoria en esta ciudad. Así, gran parte de su población, vive en barrios marginales, con grandes dificultades para acceder a una educación y a una buena atención en salud, y el resto de la población, que se divide entre los que habitan en el casco histórico o centro de la ciudad, y los que ocupan los grandes barrios residenciales, al norte de la misma, en donde podremos ver lujosas mansiones.

Calles Salvador de Bahia
Foto de Lozinho en Flickr

Salvador de Bahía, cuenta con varias Universidades, como la Universidad Federal de Bahía, la Universidad del Estado de Bahía, y la Universidad Católica del Salvador.

La ciudad se divide en ciudad alta (cidade alta) y ciudad baja (cidade baixa), las mismas, están conectadas entre sí por un elevador (ascensor Lacerda). En ellas, se conservan muchos edificios coloniales, tales como la primera Catedral de Brasil, la Facultad de Medicina, la Iglesia y el Convento de San Francisco, etc.

¿ Que visitar en Salvador de Bahía?.

Localizado en la entrada norte de la ciudad, encontramos el Fuerte de Santo Antonio da Barra, primera fortaleza de Brasil, que alberga en su interior al Museo Náutico, en donde se exhiben mapas, equipamientos de navegación y maquetas de naves. Esta propiedad, pertenece a la Marina de Brasil. Se destaca por su impresionante vista hacia el mar.

Otro fuerte es el Forte de Nuestra Señora do Mont Serrat, construcción militar que data del siglo XVI, este edificio, es un polígono irregular de grandes torres circulares que tenían como objetivo la defensa de la parte norte de la ciudad colonial. Dentro de sus instalaciones hay un museo de armas.

Playa Salvador de Bahía
Foto de Antollo en Flickr

Conozcamos un poco más de la historia de esta ciudad a través de las muestras que nos ofrecen sus museos, ¿me acompañan?.

Así podemos ingresar al Museo de Arte de Bahía, que funciona en lo que fue la mansión de un rico traficante de esclavos, este museo, reúne objetos que pertenecieron a familias tradicionales, que nos da una idea de cómo vivían por aquellas épocas las familias más “acomodadas”, también en él se pueden apreciar pinturas de artistas bahianos.
El Museo de Arte Moderno, que expone arte contemporáneo a través de dibujos, grabados, objetos y pinturas de artistas plásticos brasileros y último el Museo Abelardo Rodrigues, que guarda la más valiosa colección de arte católico, esta muestra incluye crucifijos, altares, telas e imágenes.

Otro punto importante para visitar es el centro del casco histórico, conocido como Pelourinho (o ciudad vieja), ubicado en la ciudad alta. En este barrio, predomina la arquitectura con un estilo colonial barrocco. En la década de los 90’, Pelourinho, fue declarado por la UNESCO, como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Caminando por sus calles empedradas, podemos observar sus casas, pintadas de colores pasteles y techos de tejas, antiguas iglesias y palacios de arquitectura barroca.

También como ocurre en otros rincones de Latinoamérica, no se asusten si en esta parte los asedian cientos de vendedores ambulantes, tratando de venderles artículos de todo tipo, seguramente ustedes emplearán el “no gracias”, hasta el cansancio!.

Es divertido encontrarse a cada paso con grupos tocando instrumentos de percusión,escuchando el sonido de tambores y de nativos bailando o haciendo capoeira. Este mismo espectáculo lo podrán vivir por las noches en alguno de los muchos bares que se encuentran en este barrio.

Podemos afirmar que en Pelourinho, se concentran los mejores restaurantes de la ciudad. La “cocina de Bahía”, se caracteriza por ser muy condimentada y se basa en preparaciones en donde predominan el azúcar, las harinas de trigo y la mandioca, las raíces, el aceite de dende, la leche (de coco principalmente), los pescados y los mariscos. ¿ Se van a animar a probar el carurú, vatapá y acarajé?, tres de los platos más típicos. Sólo tienes que seleccionar un buen hotel en

Pelourinho
Foto de Antollo en Flickr

¿ Quieren ir de compras?, vayamos hacia el Mercado Modelo, uno de los principales puntos de venta de arte típico de Bahía. Cuenta con unas 300 tiendas en los que se ofrecen una gran variedad de exquisitos trabajos de artesanía como bellos tejidos elaborados en telares manuales.

Salvador de Bahía (como en la gran mayoría de las ciudades de Brasil), es conocida por la celebración del carnaval, esta fiesta tradicional, se caracteriza por exhibir cada año, sus espectaculares carrozas, los majestuosos trajes coloridos, y atractivos bailes y danzas. Cuando se celebra el carnaval, todo es música, alegría, bailes y colores las 24 horas del día.

Este relato no estaría completo si dejara de mencionar otro de los atractivos de la ciudad y la zona, para muchos, y particularmente para mí, el más importante: sus playas paradisíacas y bordeadas de cocoteros. ¿Trajeron protector solar?.Entonces ya podemos tirarnos en la blanca arena y disfrutar del pleno sol de Salvador de Bahía, en donde sus aguas se caracterizan por ser tranquilas, templadas y cristalinas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...