Venecia: varias formas para escaparse del viaje de siempre

Pese a que Venecia es un destino clásico y casi todo el mundo va a ver las mismas cosas, la ciudad tiene muchas curiosidades para mostrar a un viajero que se quiere escapar de la ciudad más típica de guía.

venecia

Hay ciudades en el mundo a las que no podemos negarles una posición clásica en cualquier viaje turístico. Probablemente haya que visitarlas una vez en la vida, y probablemente si ya has viajado más veces a otros lugares acaben pareciéndote el mismo sitio abarrotado de turistas que pudiste haber visto en uno u otro lado del mundo. Sin embargo todo depende también en gran medida de nosotros, de cómo nos planteemos ese viaje. Si seguimos los pasos de los demás turistas, si nos dejamos llevar por las guías más clásicas, y si pretendemos hacer parada en los lugares más llenos de visitantes, lo más probable es que no haya manera de salir de esa sensación de lugar de algún modo repetido. Pero todo tiene remedio. Y hoy en Dónde Viajar nos lo planteamos para una de esas ciudades realmente mágicas. Hoy te hablamos de formas de escaparte en Venecia sin que tengas que pasar por lo más clásico y de siempre en la ciudad.

Quizás muchos prefieran hacer su primer viaje a la ciudad de los canales de la forma más tradicional. Al fin y al cabo, por mucho que sea uno de los sitios turísticos más clásicos, la belleza de Venecia, precisamente por sus particularidades es difícil de encontrar. Acabar perdiéndose en Rialto y no saber bien cómo se llega a Plaza San Marco es algo que merece la pena vivir. Pero de ser el caso, bien puedes combinar ese viaje más de guía con algunos de los consejos que te brindamos a continuación para ver una Venecia que nada tiene que ver con esa parte. Y en caso de que ya hayas estado en la ciudad del norte de Italia y creas que no merece la pena otra visita más, quizás cambies de idea con lo que estoy a punto de contarte justo a continuación.

3 maneras de huir del viaje clásico a Venecia.

En realidad, más que tres maneras hay muchas más, porque Venecia es mucho más que lo que visitamos en un viaje puramente turístico. Pero como el espacio es limitado y nuestra idea es más bien que tengas alguna idea que barajar o que puedas planificar una escapada diferente a la ciudad, nos hemos quedado con este trío de propuestas que creo que encantarán a todo el mundo. Aunque como digo, si se quiere, se pueden encontrar muchos más lugares curiosos y muchas sorpresas escondidas entre islas y canales italianos.

  1. Fondaco dei Turchi: pese a que si bien es uno de los monumentos por los que muchas rutas turísticas pasan por delante, ya que las vistas que ofrece es mejor verlas desde la otra orilla. En realidad, en su interior esconde cosas increíbles. Desde el museo de historia natural, pasando por la biblioteca científica o el hecho de que haya una zona de extraños experimentos de ciencia llama la atención de los viajeros más curiosos. Pocos tienen tiempo para visitarlo porque acaban perdiéndose por las callejuelas de Venecia. Pero ¿nosotros veníamos con otra idea, no?
  2. Museo della Follia: para los que no sepáis italiano, os adelanto que follia significa locura, así que os podréis imaginar lo que era esto. En realidad, el edificio se utilizó para enfermos de peste, y luego como manicomio. De ahí su nombre. A día de hoy, aunque se ha re-estructurado para usarlo como una universidad con todas las de la ley, tiene una parte reservada al museo histórico en el que se cuenta no solo la vida en el pasado, o cómo se trataba a los que se consideraba locos, sino también como el edificio se entendía en la ciudad. Sin duda una historia muy curiosa para descubrir.
  3. Iglesia Santa Maria dei Miracoli: probablemente una de las pocas que mantiene su estilo renacentista después de los muchos cambios que sufrió la arquitectura clásica en Italia. Precisamente por ello es una de las más bellas e inspira a muchos estudiantes de artes. Se dice que en una de las imágenes que albergaba, y para la que fue construida, la Virgen de Nicolò di Pietro empezó a llorar lágrimas de verdad. Desde entonces, su fama entre feligreses no ha parado de crecer, sobre todo por el fervor católico del sur italiano. Eso sí, los turistas apenas conocen esta historia, lo que hace que se mantenga bastante alejada de los lugares clásicos de visita.

Probablemente, esta sea una de esas partes de Venecia que no aparecen en las clásicas guías y también por ello se convierte en una de las más interesantes. Es una manera un tanto única de disfrutar de una ciudad que dice hundirse en el mar de tanto turista que recibe y que quien sabe si en unos años nos restringe el paso. Por si acaso, toma nota para la próxima parada, que de seguro te he metido ganas de volver.

Imagen: Un Tipo Digital

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...