Venecia pasa uno de sus peores momentos, pero necesita a los turistas

En unas pocas semanas Venecia va a necesitar todo el apoyo del mundo para recuperarse de la crisis que está sufriendo.

Venecia pasa uno de sus peores momentos pero necesita a los turistas

La crecida de las olas en Venecia ha dejado la ciudad en un estado en el que no se había visto de forma tan crítica desde hace 50 años. Los venecianos se han preocupado porque las consecuencias de lo que está ocurriendo afectan a la región a todos los niveles. La subida del agua no solo está sumergiendo monumentos y estructuras que datan de muy atrás en el tiempo, sino que también está impidiendo que museos, comercios y otras instalaciones realicen una actividad normal.

A los coches medio hundidos, las farolas que no funcionan y las personas comprando en las tiendas mientras la mitad de su cuerpo está sumergida, se le sube la clara preocupación de lo que ocurrirá dentro de unos años si el efecto del cambio climático no se detiene. Venecia siempre ha sido uno de los lugares marcados como críticos para el momento en el cual comiencen a notarse más los efectos devastadores de los cambios que está viviendo el planeta y esta crisis reciente nos demuestra que nos lo tenemos que tomar muy en serio.

Muchos turistas han puesto pies en polvorosa en el momento en el cual se ha comenzado a producir el desastre. Extranjeros que viven en Venecia han hablado de cómo lo ven todo, pero también han apoyado la causa y la supervivencia, ayudando a los venecianos en todo lo que pueden.

El momento de dolor por el que pasa Venecia se comparte por todos los que lo ven en vivo, tanto venecianos como turistas. Hay una sensación de hermandad alrededor de lo que está pasando y un sentimiento de querer hacer todo lo posible para que todo pueda llegar a un estado de normalidad considerable. Pero al mismo tiempo, los venecianos esperan que los turistas no se olviden de ellos.

Aunque la masificación turística que ha vivido Venecia en los últimos años no ha sido buena, no deja de ser real que la ciudad necesita el turismo para sobrevivir. Es un territorio que vive de ello y que requiere de tener visitantes para salir adelante. Ahora mismo se está luchando contra el agua, contra la pena de lo que está pasando, pero dentro de unas semanas todo volverá a la normalidad y los comercios necesitarán hacer caja.

Este no es el final de Venecia. Tal y como dicen sus ciudadanos, aunque las imágenes que se ven en la prensa sean propias de un escenario apocalíptico, la mayoría de inundaciones se han secado a las pocas horas de producirse, por lo que no hay nada que temer. Venecia necesita a los turistas ahora más que nunca.

Foto: 12019

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...