Una escapada a Roma

En Roma hay una seria de puntos de interés artísticos, históricos y culturales que no se pueden dejar de visitar. El Coliseo, el Vaticano, el Panteón, el Foro y el Circo Romanos, la Fontana de Trevi, la Plaza Navona o la Plaza España, entre otros, son destinos obligados de cualquier turista que viaja a Roma.

Este año Roma ha aparecido en todas las noticias por la intensa nevada que una ola de frío siberiano provocó en el mes de febrero. Fueron muy espectaculares las imágenes del Coliseo romano nevado, algo inusual, y quizás es por eso que se nos puede ocurrir que una escapada a Roma puede ser una buena opción ahora que parece que llega el buen tiempo. Si es así, piensa en ir reservando hoteles en Roma.

Fuente de la Plaza Navona, Roma

Siempre es buen momento para visitar la capital italiana, pero la primavera suele ser la mejor estación del año para pasar allí unos días. En cada viaje que hagamos a Roma vamos a encontrar algo nuevo para hacer, por lo que no nos cansamos de visitarla una y otra vez. Si ya conoces los clásicos, como el Coliseo, el Panteón, la Ciudad del Vaticano, la Fontana de Trevi, etc. quizás sea momento de descubrir algunos otros destinos también muy recomendables de Roma.

Uno de estos puntos de interés es el conjunto que forman el Foro Romano, el Monte Palatino y el Circo Máximo. El Foro y el Circo son vivos representantes del glorioso pasado de la Roma imperial, separados por el Monte Palatino. En el foro se conservan ruinas de edificios de la antigua Roma y del circo, glorioso en el pasado con más de 600 metros de longitud, solo queda el trazado de la pista y algunas ruinas.

No podemos dejar Roma sin visitar algunas de sus plazas más emblemáticas. La famosa Plaza España, con su conocida escalinata, alberga una de las grandes obras de Bernini: la Fontana della Barcaccia. La Plaza Navona sigue el trazado del antiguo circo romano y presenta multitud de obras de arte, tales como fontanas, iglesias o palacios. En el parque público de la Villa Borghese también podemos encontrar muestras de ese legado histórico de Roma y algunos museos, como la Galería Borghese.

Siguiendo con el espíritu de la antigua Roma, no podemos olvidar la visita a las Termas de Caracalla (una buena muestra de cómo eran los complejos de baños de aquella época), la Via Appia Antica (una de las calzadas más importantes de Roma, construida en el año 312 a.C.) y en ella las Catacumbas de San Calixto, por ejemplo.

Tras  nuestra visita obligada a la Ciudad del Vaticano (con la Basílica y la Plaza de San Pedro, la capilla Sixtina y los museos vaticanos) tampoco podemos olvidarnos de acercarnos al Castel Sant’Angelo, un monumental castillo que fue construido por el Emperador Adriano para ser su mausoleo y el de su familia.

Foto | gnn! en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...