Ulaanbaatar un destino exótico

Mongolia es un territorio exótico que merece la pena ser descubierto. Arquitectura, desierto, museos y reliquias de gran valor en un país escondido en el continente asiático

Hay muchos destinos exóticos que se presentan como variantes para planificar un viaje diferente. La tendencia para el nuevo año que acaba de comenzar es reemplazar los sitios turísticos comunes y ampliar los horizontes hacia espacios distintos y atractivos. Por esta razón, vamos a presentar una serie de lugares que pueden cambiar nuestra manera de ver el mundo.

Los templos de Ulaanbaatar son algunos de los atractivos arquitectónicos de la ciudad

En el continente asiático, Mongolia es uno de los sitios más extravagantes que prometen una mirada distinta en la manera de viajar. Su ciudad capital, Ulan Bator (también llamada Ulaanbaatar) no sólo es la metrópoli más grande del país sino que además es el sitio donde vive la mayor parte de la población.

Por otra parte, vale aclarar que todo el territorio mongol tiene una cantidad de habitantes que no supera los tres millones y la gran parte de ellos son nómadas que se trasladan continuamente de un espacio a otro. Es por esto, que conocer Ulaanbaatar tiene una energía e importancia agregada al resto de las urbes del país.

La capital mongola es uno de esos sitios que verdaderamente vale la pena conocer. No son sólo los centros culturales, los paseos a través del río Tuul o las expediciones desérticas sobre los más espectaculares dromedarios sino también la importante cantidad de museos y la bellísima arquitectura que podemos encontrar en esta metrópoli.

Ulaanbaatar es un lugar para descubrir íntegramente.  Es que los edificios, dominados por construcciones palaciegas de tipo imperial y los monasterios budistas, nos invitan a adentrarnos a un mundo realmente interesante y de gran esplendor. La magnificencia de las construcciones es un aspecto que debemos tener en cuenta durante nuestra estancia en el territorio.

De la misma manera, los espacios naturales tienen mucho que prometer. Narantuul es uno de los más claros ejemplos. Con una importante extensión y una interesante variedad de reliquias históricas para apreciar es uno de los sitios más espectaculares que podemos aprovechar en la capital mongola. De esta manera, los huesos, restos fósiles y elementos rutinarios de la época de las Edad del Bronce se convierten en los principales protagonistas del recorrido.

Además, no podemos olvidarnos que este es uno de los terrenos que antiguamente habitaron diferentes especies de dinosaurios y es aquí también, donde descansan los restos de muchos de estos legendarios animales.

Finalmente, la oferta cultural pone a nuestra disposición el Monasterio Gandan (de tipo budista) y los templos Kalachakra y Janraisig Megjid, considerados parte importante de la historia del país.

Fotos: The Wandering Angel en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...