Toledo, ciudad de las tres culturas

Imagen de Toledo desde la puerta del Hotel Abad toledo

Con ocasión de un viaje de negocios a Madrid, tuve la oportunidad de visitar y conocer la ciudad de Toledo. En principio no tenía pensado alojarme en Toledo, pero debido a que en Madrid se estaba realizando la feria de turismo FITUR, no había manera de encontrar alojamiento en la capital española.

Como en Toledo vive un gran amigo, pensé entonces en alargar la estancia y aprovechar el viaje de negocios para realizar una escapadita turística durante el fin de semana y en la que pude conocer el centro histórico de Toledo, la cual os relataré a continuación en base a la ruta que realizamos y con todos los detalles que recuerdo.

Toledo es una ciudad que está muy cerca de Madrid, en media hora, el AVE te deja en el centro de la capital de España por lo que se convierte en una opción muy interesante para compaginar negocios y turismo. El precio de un billete de ida es de 9€, pero con ida y vuelta sale por 15€. La alternativa no es muy atractiva si no dispones de un vehículo propio o de alquiler, se trata de un servicio de autobús que realiza el recorrido en una hora larga.

Habitación Hotel Abad de ToledoAdemás, por la recomendación de una ex-compañera de trabajo y amiga del sector hotelero, Rebeca Miguel, al preguntarle por hoteles en Toledo, nos aconsejó un hotel con el que también compaginar negocios y turismo. Se trata del Hotel Abad Toledo. El Hotel se encuentra dentro de la ciudad amurallada, cerca de la puerta del Sol, a pocos pasos de la plaza mayor. No hay más que salir a la puerta para empezar a ver monumentos (el propio hotel podríamos considerarlo así, ya que se trata de una casa herrería del 1815 restaurada) y disfrutar de las vistas sobre el Río Tajo. Además dispone de Wifi gratis y sala de reuniones. El Wifi era uno de mis requisitos a la hora de buscar hotel, debido a mi trabajo, con lo que el hotel cumplió sobradamente mis expectativas. A mi novia además le encantó, sobretodo por aquellos detalles que un informático como yo no presta atención. La decoración de la habitación tenía muy buen gusto y no era recargada, y por supuesto la atención recibida fue excelente. El hotel pertenece al club Rusticae, que agrupa hoteles de los que solemos llamar, hoteles con encanto, por sus características propias que hacen alojarse en ellos sea siempre una experiencia diferente y enriquecedora. Los dos únicos peros que se pueden achacar, dependiendo de lo que se estés buscando, es que no dispone de restaurante para comer y cenar, y el parking, pues bueno qué decir, más que un problema del hotel es un problema del centro histórico de Toledo. Qué queréis, en la Edad Media nadie tenía coches que aparcar.

La visita turística a la ciudad comenzó por el Toledo templario, es una de las rutas por Toledo, ya que en la capital de Castilla la Mancha quedan bastantes vestigios de su existencia, aunque la mayoría de ellos “no escritos”. Si que está muy clara lo que debió ser su encomienda y se sabe que durante un tiempo habitaron el Castillo de San Servando, al otro lado del río Tajo.

Sin embargo, el edificio que más llama la atención es el Alcázar, que ha ido creciendo de forma similar a la de la ciudad, teniendo sus orígenes en la época romana. Concebido como fortaleza, fue residencia real con Carlos V y se convirtió en prisión de estado en 1643. Cedido por Carlos III al cardenal Lorenzana, y tras la reforma encomendada por éste al arquitecto Ventura Rodríguez, las dependencias del Alcázar fueron sede de la Real Casa de la Caridad. Actualmente es la sede de la Biblioteca Regional de Castilla la Mancha.

El paseo por la ciudad de las tres culturas continúa por las estrechas calles, que forman un auténtico laberinto en el que podemos jugar a perdernos. Para evitar esta situación tomamos como referencia la Catedral, obra maestra del estilo gótico en España. Desde fuera, llama poderosamente la atención la ausencia de una segunda torre, al parecer no había intención desde el principio de hacerla; el espacio en el que ahora se encuentra la capilla mozárabe es algo mayor que la torre construida, por lo que deducimos que si se hubiera planificado una segunda torre, sería diferente de la actual.

Entre los elementos pertenecientes a la cultura islámica destaca la Mezquita del Cristo de la Luz, o mejor dicho, Bab al Mardum, el cambio de nombre y de religión se remonta a la reconquista de Toledo por parte de las huestes dirigidas por Alfonso VI el día 25 de mayo de 1085. Una popular leyenda, nos habla de que cuando los ejércitos cristianos entraron en la ciudad, precedidos por el monarca, el caballo de éste cayó de rodillas al llegar justo a la altura de la mezquita; para más precisión, en el lugar que hoy está marcado con una piedra blanca en el pavimento. Por esta misma inspiración alguien decidió entonces excavar en un muro del edificio y allí apareció la imagen de un Cristo crucificado junto a una lamparilla de aceite que se había mantenido inexplicablemente encendida durante más de trescientos años.

Tajo

De la importante judería de Toledo aún se conserva un arquillo de la cerca , los hebreos más ricos se concentraban alrededor de la parroquia de Santo Tomé, lugar que guarda la obra cumbre de El Greco, El entierro del señor de Orgaz, por las calles en torno a la del Ángel, por la plaza de los Caños de Oro, por la casa de las Siete Cocinas. Al pie del cerro de la Virgen de Gracia estaba la Casa del judío, que fue de don Ishaq, el que la Ieyenda dice que prestó dinero a la reina Isabel la Católica a cambio de sus joyas cuando se trató de financiar la expedición que conduciría al descubrimiento de América.

La que hoy es Casa Museo de El Greco fue en tiempos el palacio de Samuel ha-Leví, tesorero del rey Pedro I de Castilla y constructor de la sinagoga llamada del Tránsito. Frente a los muros del jardín se encuentra la sinagoga, con un exterior sencillo y sobrio que contrasta con la exuberante decoración del interior. La otra sinagoga que posee Toledo es Santa María la Blanca, edificada entre los siglos XII y XIII, asaltada por fanáticos y cristianizada tras las predicaciones de san Vicente Ferrer, aunque parece que recuperó su culto judío y lo mantuvo hasta la expulsión. En 1550 fueron construidas tres capillas que transformaron realmente la arquitectura del templo. El tercer monumento judío de Toledo es el Museo Sefardí, abierto en las dependencias contiguas a la sinagoga del Tránsito en 1971. Es un museo único en España y guarda en sus salas objetos de culto y hallazgos arqueológicos.

Este pequeño paseo por Toledo permite hacernos una idea de la riqueza cultural de una ciudad en que cada piedra cuenta una historia legendaria. Es una ciudad que es necesario “andar”, para vivir en sus calles, siendo la mejor manera de reponer fuerzas un producto típico de Navidad pero que en la ciudad podemos encontrar durante todo el año: el mazapán. La leyenda cuenta que las monjas del Convento de San Clemente, para combatir la hambruna que asediaba Toledo tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, comenzaron a elaborar una clase de pan con las almendras y el azúcar que aún había en sus despensas. De esta forma, las monjas hicieron, en un almirez y a golpe de maza, una masa cocida en el horno que sirvió de alimento a los sitiados y a la que bautizaron como “Pan de maza”.

Además, el origen de la palabra mazapán puede atribuirse, según los filólogos, al término árabe “mantha-ban”, que quiere decir “rey sentado”, ya que los primeros mazapanes que se conocen en España llevaban impresa esta figura. El detalle puede deberse al mestizaje arábigo-español, porque en la cultura islámica no se permitían, por lo general, representaciones de figuras humanas ni animales. Por otra parte, el hecho de que un rey sentado aparezca en el escudo heráldico de Toledo establece una vinculación entre la ciudad y los primeros mazapanes.

Carnaval en toledo

Para pasar la tarde, coincidió además que era carnaval, con lo que pudimos disfrutar de la celebración que hacen en Toledo, la cual para nuestra sorpresa estuvo muy bien con bastantes carrozas y gran parte de los toledanos en la calle disfrutando de la fiesta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...