Santiago de Compostela, donde no es necesario ver para creer

Santiago de Compostela es una ciudad gallega que se caracteriza por ser uno de los principales centros religiosos del mundo. Un lugar para disfrutar y creer

Santiago de Compostela es una de esas ciudades con mística. Su importancia religiosa y la intensidad de una tierra que ha sido más prestigiosa aún cuando Paulo Coelho decidió convertirla en el escenario principal de su obra El Peregrino (sin olvidar que menciona a la urbe en prácticamente todos sus textos), nos invita a empaparnos de historia, fe y sabiduría.

Santiago de Compostela es una ciudad donde la fe brota en el aire

Es que en la Comunidad Autónoma de Galicia no hay otra ciudad que sea tan importante para los religiosos. Cada año llegan aquí miles y miles de peregrinos de todo el mundo para honrar al santo que le da el nombre a la urbe. Colmados de esperanza, llegan como agradecimiento o en busca de una solución pero todos bajo el mismo lema: creer.

Los vuelos baratos a Santiago de Compostela nos permiten llegar a una metrópoli que tiene mucho para contarnos. Un territorio colmado de esperanza y que transmite eso en el aire. La atmósfera es distinta aquí y todo parece cambiar cuando nos ponemos en contacto con la verdadera esencia de la ciudad.

Son muchos los encantos de Santiago de Compostela y más allá de que la mayor parte de ellos tienen una estrecha relación con el mundo de la fe, es importante remarcar que los amantes de la arquitectura también se sienten muy a gusto aquí. Los ejemplares edilicios son realmente atractivos y dejan maravillados a quienes lo miren.

Una de las visitas obligadas en la metrópoli es, lógicamente, el principal edificio religioso: la Catedral que lleva el mismo nombre de la ciudad. Construida con un espectacular estilo barroco propio del siglo XVIII es una de las obras constructivas más impresionantes del territorio.

La Catedral es el principal edificio religioso

Bella por donde la mires, es una iglesia que transmite mucho más que fe. Nos deja atónitos con su magnificencia y nos invita a descubrirla también por dentro. Por su parte,  el Monasterio Benedictino de San Pinario es otro ejemplo de la arquitectura barroca que se impone en la ciudad gracias a la espectacular escultura que se levantó en honor a San Martín de Tours.

Sin lugar a dudas, la materia religiosa es muy importante en Santiago de Compostela y si a eso le sumamos el encanto de sus calles empedradas, es posible trasladarnos a un mundo de historia y fe muy particular.

Pocos lugares del mundo tienen la capacidad de transmitir tanto con un solo paseo a pie. Sin embargo, la ciudad gallega nos invita a olvidarnos de todo y conectarnos de una manera especial con sus encantos y su tradición.

Fotos: compostelavirtual.com y jrc8806n

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...