¿Qué ver de noche en Madrid?

La Gran Vía de Madrid y el Templo de Debod son dos de las cosas que se recomiendan visitar de noche si estamos en la capital.

De noche por Madrid

La Guía Repsol, como fuente fundamental en cuanto a todo lo relacionado con los viajes, está realizando un repaso interesante respecto a lugares de nuestro país que se recomiendan visitar de noche. Aunque tengamos costumbre de relacionar la noche con la fiesta, la discoteca y los bares, o con quedarnos tranquilamente en casa, lo cierto es que cuando se oculta el sol también existen muchas posibilidades de disfrutar de distintos lugares de una manera muy distinta.

En nuestro caso, nos hemos querido centrar en la capital y en los distintos planes que la mencionada Guía Repsol nos propone en esta ciudad. Si bien de otros lugares nos encontramos varias recomendaciones, en el caso de Madrid hay dos principales a las que prestar atención. Una de ellas es la Gran Vía, que no solo se trata del centro neurálgico de la ciudad a lo largo del día, sino que también obtiene una gran relevancia de noche. La otra recomendación es el Templo de Debod, que cuenta con una gran historia a sus espaldas y que también ofrece un panorama digno de visita cuando ha caído la noche.

En el caso de la Gran Vía, el mar de sensaciones que se propone a los visitantes y turistas se encuentra adornado por una experiencia de luces y descubrimiento.

A lo largo de la Gran Vía se pueden encontrar algunos elementos de interés fundamental para los visitantes. Nos tenemos que enfocar, por ejemplo, en el edificio Metrópolis, que luce una gran iluminación gracias a la utilización de nada más y nada menos que 205 focos. Su iluminación es comparable a la que exhiben muchos de los demás edificios que hay a lo largo de este punto tan conocido de la ciudad. Teatros, farolas y otros edificios de interés público hacen que la Gran Vía no parezca que duerma en ningún momento del día. Es uno de esos lugares en los que es posible encontrar personas a cualquier hora, incluso de noche. Además, se encuentra cerca de otros lugares que de noche también cobran vida, como la Cibeles, la Puerta de Alcalá o el emblemático edificio en el que se encuentra Correos.

Sobre el Templo de Debod, se recomienda su visita en el atardecer, un momento en el cual Egipto complace con este regalo a Madrid con una vista que no se olvida con facilidad. También es un buen punto desde el cual ver el encendido de distintos puntos de la ciudad.

Vía: Guía Repsol

Foto: Angel Arcones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...