¿Qué pasará con el virus y las Fallas de Valencia?

El coronavirus sigue infectando personas en España y de momento las Fallas de Valencia no han sido canceladas o pospuestas.

fire-1221139_1280

En pocos días España se ha colocado por detrás de Japón en cuanto a cantidad de personas infectadas con el coronavirus. Y eso teniendo en cuenta que el país del sol naciente lleva en crisis por el virus desde hace semanas, mientras que en nuestro territorio todo ha ocurrido en los últimos días, son noticias terribles. Vemos que no se está haciendo un trabajo de contención suficientemente adecuado y lo peor es que ya se veía venir a la vista de la tranquilidad y relajación que se tenía desde el primer momento respecto al virus. En España los responsables de sanidad debían pensar que estábamos muy lejos de China y que las opciones de que se produjera una infección eran reducidas.

Cuando en Italia todo se desmadró en cuestión de 24 horas las alarmas deberían haber sonado en España, pero ni siquiera entonces ocurrió. No hubo liderazgo ni control de ningún tipo. Por supuesto, hubo personas que pasaron de Italia a España y viceversa, lo que hizo que el virus llegara de pleno. En realidad, llevaba más de un mes circulando sin que las autoridades lo supieran y generando infección tras infección. Que una gran parte de ellas puedan ser asintómaticas deriva en que sea casi imposible seguirle la pista al virus.

Y aún así, España continúa sin dar su brazo a torcer en cuanto a la cancelación de eventos. Tímidamente pide que los centros de día con infección se cierren como método de prevención, y se solicita que algunos partidos deportivos se jueguen a puerta cerrada. Pero todo parecen tiritas para salir del paso en estos momentos y cruzar los dedos para ver si no ocurre nada peor.

Como os hemos mencionado algunas veces, escribimos estas líneas desde Japón, donde me encuentro como corresponsal para este medio. Y desde aquí puedo expresar que sorprende de una manera enorme cómo realmente el gobierno japonés y el español se parecen tanto. Tanto que parecen casi dos gotas de agua en lo que está ocurriendo en algunos aspectos. Todo lo que pasó Japón se está replicando en cierto modo y con paralelismos, en España. La única diferencia es que los políticos japoneses se disculpan cada vez que algo no va bien y hacen su típico movimiento de reverencia mientras piden perdón. Los españoles, como se está viendo en manos de nuestros representantes, se amparan en muletillas que a ellos les pueden servir, pero que a una gran parte de la población le resbalan.

valencia-89570_1280

Nos acordamos de multitud de frases que ya podrían estar plasmadas en camisetas. Desde el «en España no hay virus», cuando ya se ha comprobado que sí lo había, hasta el remarcar que la mayor parte de los casos detectados en nuestro país son importados. Son maestros de la palabra, de jugar con la verborrea y de meter palabras de tranquilidad en las cabezas de quienes podrían terminar infectados por sentirse demasiado protegidos. Se empeñan en destacar que el mayor porcentaje de infectados está en China. Siguen defendiendo a capa y espada que no usemos mascarillas, lo que va en contra de toda lógica (Japón, a diferencia de esto, está repartiendo mascarillas entre los ciudadanos), no cierran centros de día de ancianos, porque es mejor cerrarlos cuando ya tengan virus y hayan fallecido personas, y tampoco cancelan eventos.

Esto nos lleva directamente a las Fallas de Valencia. Nosotros hemos estado en las fallas en el pasado y podemos decir que se trata de un evento fantástico, una celebración de creatividad y buenas vibraciones con el fuego como protagonista. Nos encanta y es una fiesta que debería realizarse año tras año como hasta ahora. Pero no en 2020. Al menos no ahora. Somos conscientes del gasto que hay de por medio y de las pérdidas que se van a generar, pero nunca hay que olvidar que la vida no tiene precio. Y tiene mucho menos precio la vida de otras personas. Cuando juegas con las vidas de millones de españoles tienes que ser un poco más sabio.

Cuando se canceló el Mobile World Congress respiramos tranquilos. ¿Sabéis el problemón que tenemos ahora con el coronavirus? Con la organización del evento de Barcelona hubiera ocurrido antes y todavía a un nivel más problemático. ¿Sabéis cuánto se perdió al cancelar esa cita? Millones. Lo mismo que se va a perder en Valencia, pero no vemos que la situación pueda terminar de ninguna otra manera. Por ahora las agencias de viajes y los hoteles ya están sufriendo multitud de cancelaciones en un paso lógico por parte de los ciudadanos y turistas. Se está viendo las orejas al lobo y nadie quiere caer enfermo por el coronavirus.

Las autoridades de nuestro país no parecen entender el efecto dominó que se puede generar con el virus. No lo entienden a la vista de que respiran muy tranquilos con los muchos niños infectados. Todos sabemos que es difícil que un niño muera a causa del coronavirus, y la estadística demuestra que los efectos en ellos son leves. ¿Pero no se dan cuenta de que ese niño que ha contraído el virus tiene muchas posibilidades de pasárselo a sus padres y abuelos? Y la reacción en el cuerpo del abuelo no va a ser ni mucho menos la del niño. Mientras el niño se habrá curado en unos días y para él solo habrá sido una mala fiebre, el abuelo se estará enfrentando a uno de los mayores desafíos de su organismo que haya visto en su vida. Si los colegios cierran tal y como ha pasado en Japón, los niños estarán en casa y se expondrán menos a posibles infecciones. Es así de fácil: si no arriesgas no hay posibilidades de que pase algo malo.

failures-2439435_1280

Antes de que se cancelara el Mobile World Congress también había muchas personas y políticos que argumentaban que no había motivo ninguno para cancelar esta celebración. Pero al final se canceló. Tenemos esperanzas de que nos estemos encontrando en un caso similar y que si bien hay quienes se oponen a que las Fallas se cancelen o se pospongan, al final sea esta la medida que se tome. Y cuando nos referimos a las Fallas también hablamos de muchos otros eventos multitudinarios que se van a celebrar en las próximas semanas y meses. Así mismo, se desaconseja ir al cine, dado que al ser un lugar cerrado es muy fácil que se transmitan los virus dentro de las salas. Y sobre todo si no usamos mascarilla, hay que tener precaución incluso cuando vamos al bar, estamos en un restaurante o nos vamos de compras por un centro comercial.

En Japón el gobierno está planteándose poner medidas severas adicionales que permitan detener la expansión del virus. Los pronósticos apuntan a que habrá ciudades en cuarentena y que se intentará que las personas salgan de casa solo en momentos determinados, como para hacer la compra en el supermercado más cercano. Os decíamos que vamos un tiempo adelantados respecto a lo que está ocurriendo en España, por lo que es posible que este tipo de medidas también acaben implementándose en nuestro país. Hay que estar preparados respecto a lo que pueda pasar, tener cuidado y, si nos permitís un consejo, dejar las Fallas para el próximo año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...