Puerta del Sol de Toledo

Para poder alcanzar la medina de Toledo, conocida como la ciudad amurallada, los Caballeros Hospitalarios construyeron la Puerta del Sol en el siglo XIII.

Puerta del Sol en Toledo

Puerta del Sol en Toledo

La Puerta del Sol es la entrada más antigua de la ciudad fue Construida a fines del siglo XII. La mayor parte que pueden apreciar los visitantes es lo que se conserva del siglo XIV. Ingresando por ella se puede llegar a la medina o núcleo histórico árabe. La impresionante arquitectura posee un estilo mudéjar construido en piedra y ladrillo conformado por varios arcos sucesivos. El nombre que recibe se debe al Sol que está representado sobre un escudo triangular en el medallón central junto a la Luna.

La hermosa Puerta del Sol en sus orígenes era una torre albarrana del siglo X, la cual defendía el acceso a la ciudad. Fue construida en los tiempos del Reino Taifa, como así lo indican sus arcos de herradura interiores. Debido a las constantes guerra civiles fue necesaria su reconstrucción en el siglo XIV. Se convirtió de esa manera en un principal y hermoso ejemplo de arquitectura mudéjar militar. Algunos sostienen que imita a las portadas granacinas de la época.


Puerta del Sol de Toledo

Puerta del Sol de Toledo

En el siglo XIV cuando la Puerta del Sol fue reedificada se construyó con el estilo mudéjar. Se emplearon los materiales típicos como: mampostería, sillares y ladrillo. El vano que encontramos es de un arco de herradura que está enmarcado en otro, sobre él aparece un doble friso de arquería. En el siglo XVI, sobre el arco se añade un altorrelieve con el emblema de la Catedral bajo la Luna y el Sol (como dijimos de allí recibe el nombre).

Aunque las buhardas, matacanes y las almenas le otorgaban un aspecto militar su función cambió y pasó a ser más un arco triunfal que defensivo. Si somos más detallazos observaremos que existen piezas ajenas al estilo como un pequeño busto clásico o un sarcófago paleocristiano. Esta belleza arquitectónica es muy cercana a la mezquita del Cristo de la Luz y se encuentra a mitad de camino entre la plaza Zocodover y la puerta de Bisagra.

Ingresar a la ciudad por está puerta es una experiencia casi mágica porque nos lleva a los tiempos medievales. En aquellas épocas las puertas de acceso a las ciudades tenían un significado social y simbólico muy profundo. Vale la pena pasar a visitar y quedarse hasta el anochecer cuando la vista se vuelve impresionante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...