Museo de Santa Cruz

Ubicado en el corazón del antiguo hospital de Santa Cruz, auspiciado por el Cardenal Mendoza, encontramos un impresionante edificio plateresco del siglo XVI: el museo de Santa Cruz.

Museo de Santa Cruz

Museo de Santa Cruz

El museo-hospital de Santa Cruz abrió sus puertas a partir del año 1961. Se sostuvo con los fondos del Museo Parroquia de San Vicente, del Museo Arqueológico de Toledo y de colecciones privadas que adquiría. Este majestuoso edificio que destaca por su fachada plateresca, sus mudéjares y los diseños de Covarrubias como el patio y las escaleras, nos ofrece las colecciones del Museo Arqueológico Provincial y el Museo Parroquial de San Vicente.

En un inicio, la construcción de este edificio estuvo destinada a edificar un importante hospital en la ciudad de Toledo del siglo XVI. Con el tiempo su adaptación a un museo se llevó a cabo en el siglo XIX. En el siglo XVI el hambre y las malas cosechas acrecentaban el número de pobres en la ciudad. El cardenal Pedro González de Mendoza funda este hospital con la finalidad de concentrar la ayuda a los niños huérfanos y desamparados de deambulaban por la calles.


Museo Hospital de Santa Cruz

Museo Hospital de Santa Cruz

El encargado de realizar tan noble proyecto fue Alonso de Covarrubias. Él construye la majestuosa portada plateresca que sobresale hasta la actualidad siendo un distintivo singular de la fachada. El museo-hospital ofrece a sus visitantes cuatro patios y una planta de cruz griega. Dos patios se construyeron por completo. El primero fue direccionado por Covarrubias y nos lleva al piso superior por medio de una escalera de tres ramos.

En el edificio encontramos dos plantas. El crucero está cubierto con bóvedas de crucería y comprende los dos pisos. En el lado norte encontramos la capilla. El museo se distribuye en tres secciones: Arqueología, Bellas Artes y Artes Decorativas. La zona de arqueología se encuentra en el Claustro Noble y en un piso subterráneo. Está dedicada a la cultura romana, visigoda, árabe y mudéjar.

La zona de Bellas Artes se encuentra en la primera y segunda planta del edificio. Nos presenta significativa muestra de pintura toledana de los siglos XVI y XVII y obras de artistas renombrados como El Greco. La zona de Artes Decorativas también se encuentra en el piso del sótano. Aquí encontramos muestras de la cultura popular y tradición artesanal toledana como: cerámica, tejidos, vidrios, forja y orfebrería.

Cuando bajemos por el sótano veremos el muro arqueado. Este muro corresponde a la antigua fortaleza que servía de protección al palacio romano que está ubicado justamente este extraordinario museo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...