Milán: La ciudad de la moda, el arte y los negocios

¿Te gustaría visitar Milán? Pues perfecto entonces te diremos qué sitios debes conocer. Infórmate antes de viajar y aprovecha al máximo el viaje de tu vida. Antes que nada escoge un alojamiento económico en Milán.

Milán es la principal ciudad de la Italia septentrional, conocida también como la “Ciudad de la moda, los negocios y el lujo”. ¿Qué hacen de ella una ciudad inigualable? Sus múltiples obras de arte, sus magníficos y lujosos hoteles al igual que su incomparable variedad gastronómica. No es sólo eso, sino mucho más; una ciudad como Milán no se limita a unos cuantos atractivos, sino que demuestra ser tan amplia y variada como verdaderamente son pocas ciudades en el mundo.

Empecemos a hablar de Milán enfocándonos en su importancia como centro comercial e industrial a nivel internacional, fuera de ser distrito económico y capital financiera de la bella Italia por los servicios terciarios, la moda, las finanzas, la industria y la editoría. ¿No te parece suficiente? Entonces continuemos; es sede de la Bolsa de valores gestionada por uno de los centros financieros más importantes de Europa: la Borsa Italiana. También es uno de los mayores centros universitarios, editoriales y televisivos de Europa; junto con ser la sede de la Feria de Milán con la mayor superficie expositiva. ¡Vaya que sí tienen bastante!

Duomo di Milano, la Catedral de Milán
Foto: Edgar González en Flickr

Pasemos a visitar la muy conocida “Catedral de Milán”, de estilo gótico y fachada neogótica. La construcción de ésta fue iniciada en el año 1387, como proyecto de un arquitecto desconocido y la dirección de Simone da Orsenigo. La construcción duró cinco años y hoy en día es considerada como la tercera iglesia más grande del mundo, después de San Pedro en Roma y Santiago de Compostela.


La Catedral de Milán o Duomo di Milano tiene 157 metros de largo y cuenta con una capacidad de hasta 40.000 personas en la parte interior. El templo tiene cinco naves, una central y dos naves laterales por cada uno de los lados, cuarenta pilares atravesada por un transepto seguido por el coro y el ábside. ¡Imagínate una construcción de tal magnitud hecha en ladrillo y recubierta de mármol!

No te olvides de visitar algunos monumentos y obras de arte del interior del templo, como por ejemplo: sarcófago de los arzobispos Ottone y Giovanni Visconti (del siglo XIV), sarcófago de Marco Carelli, los tres altares de Pellegrini, monumento a Gian Giacomo Medici di Marignano, el presbiterio compuesto por el coro, dos púlpitos y dos grandes órganos, el transepto, el candelabro Trivulzio y mucho más.

De Compras por la Galería Vittorio Emanuelle
Foto: Edgar González Edgar González en Flickr

Ahora vayamos por las Galerías de Vittorio Emmanuele, las cuales se encuentra junto a la catedral y están cubiertas con grandes cúpulas de vidrio en forma de cruz latina. Las galerías datan de la segunda mitad del siglo XIX por obra de Giuseppe Mengoni. ¿Por qué son tan importantes? Pues porque si lo que quieres es salir de compras en Milán, las Galerías de Vittorio Emmanuele son la mejor opción. Podrás entrar por la Plaza del Duomo y salir por la Plaza de la Scala, lugar donde está el Teatro Della Scala. En la Galería encontraras una gran variedad de tiendas, librerías, restaurantes, cafeterías y un buen lugar para pasear.

Puede que no encuentres lo que buscas en la Galería, pero eso no será ningún problema. En Corso Vittorio Emmanuelle, calle lateral posterior al Duomo, encontrarás diferentes tiendas o también en Corso Giacomo Mateotti. ¡Como verás, opciones te sobran!

Ahora demos un paseo por la Piazza Della Scala, ubicada al otro extremo de las galerías. Cerca de la plaza se encuentra el Palacio de la Razón o Broletto Nuevo, construido en 1233 por el podestá Oldrano de Tresseno; al igual que la pintoresca Logia de los Osii, construida en 1316 por Matteo Visconti; el Palacio de las Escuelas Palatinas de estilo barroco del siglo XVII y la Casa de la Panigarola, también de estilo gótico.

Glamoroso Teatro alla Scala
Foto: V. Solberg en Flickr

¿Te gusta la ópera? Entonces no puedes dejar de ir al Teatro alla Scala, el más grande del mundo. Ha sido escenario de representaciones únicas de Verdi, Puccini, Rossini, Donizzetti y Bellini, al igual que de los triunfos de Toscanini. El templo de la lírica italiana fue construido en 1778 y se estrenó el 3 de agosto, con la ópera de uno de los músicos italianos más reconocidos: Antonio Salieri, “L’Europa Riconosciuta”.

Las mejores fechas para ir al teatro suelen iniciarse el 7 de diciembre, día de San Ambrosio, santo patrón de Milán; fecha también en la que se inicia la temporada de teatro. Absolutamente todas las funciones terminan a la media noche y en caso de que sean más largas de lo normal, entonces tienen que comenzar más temprano.

Dejemos el teatro y vayamos a la Pinacoteca Ambrosiana, uno de los museos de Milán. En ella podrás encontrar obras de colecciones de moda de Federico Borromeo y de otros legados sucesivos, como por ejemplo cuadros de Leonardo, Botticelli, Bramantito, Bergognone, Bernardino, Luini, Tiziano, Jacopo Bassano, Moretto, Savoldo, Giovanni Paolo Lomazzo, Caravaggio, Jan Brueghel el Viejo, Cerano, Morazzone, Daniele Crespi, Anton Raphael Mengs, Andrea Appiani. ¡Una lista de nunca acabar!

Si ya terminaste con la Pinacoteca y aún deseas ver más, entonces date una vuelta por el Museo Poldi Pezzoli. Se encuentra ubicado en el centro de Milán y está a sólo unos pasos del Teatro alla Scala, en Via Manzini 12. El museo cuenta con obras de Sandro Botticelli, Antonio Pollaiolo, Giovanni Bellini, Michelangelo Buonarroti, Filippo Lippi, Andrea Mantegna y Giovanni Battista Tiepolo, y otros más. ¡Todo un baño de arte de la manera más variada y divertida!

Una de las obras que no puedes dejar de ver una vez que te encuentres en el Museo Poldi Pezzoli, es la Basílica San Ambrosio. La basílica fue fundada por San Ambrosio en el año 386 y cuenta con tres naves sin transepto, una estructura que ha sabido conservarse hasta la actualidad. Es cierto que tuvo una reconstrucción en los siglos IX-XII, donde se vio convertida en un modelo de arquitectura lombarda; pero aún así, tiene mucho del pasado y definitivamente, vale la pena verla. ¿Ya te animaste a conocer Milán?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...