Mezquita Jumeirah, una cita obligada en Dubai

Dubai es la ciudad que mayor crecimiento ha tenido en la última década. Edificios modernistas, lujosos y tecnológicos se destacan aunque tampoco podemos dejar de visitar la impresionante mezquita que permite que los no musulmanes se adentren en sus culturas

Si hay un destino que todo viajero debería tener la oportunidad de conocer en algún momento de su vida, ese sin dudas es Dubai. Lamentablemente, los precios muchas veces nos juegan una mala pasada y hacen que no todos podamos acceder a una ciudad que está preparada para los turistas de mayor poder adquisitivo.

Exterior de la Mezquita Jumeirah

Sin embargo, mientras tanto podemos aprovechar y realizar un viaje virtual a través de este post. Claramente, no será lo mismo que admirar en vivo y en directo cada uno de los encantos de esta ciudad ubicada en los Emiratos Árabes pero, mientras tanto vale la pena acercarnos a este mundo tan particular.

Es que Dubai se ha consolidado como la metrópoli que más ha crecido durante los últimos 10 años, no sólo dentro del territorio árabe sino en todo el mundo. Esto hace que cada vez sean más las personas que se vean tentadas a conocerla y recorrer cada uno de los atractivos que se caracterizan por lo moderno, lo tecnológico y lo lujoso.

Seguramente hemos oído hablar de diferentes sitios de gran importancia en la urbe, como ese imponente hotel que se levanta en medio del mar, la pista de patinaje sobre hielo que se ha creado en un territorio sumamente cálido o incluso los proyectos de alojamiento que se están levantando y que representa el planisferio inmerso en el océano.

Ya simplemente saber la originalidad y creatividad de los arquitectos de la región hace que Dubai esté entre nuestra lista de prioridades, tanto si podemos viajar hasta allí como si no. Sin embargo, no debemos creer que éstos sean los únicos atractivos que encontraremos porque, como ciudad turística por excelencia, encontraremos mucho más para conocer.

Uno de los ejemplos más claros es la Mezquita Jumeirah, el templo musulmán más importante de la urbe. ¿Por qué le podemos adjudicar tanta categoría? En primer lugar, la fachada del edificio responderá por sí sola al imponerse con una  majestuosa y admirable arquitectura. Por otra parte, es importante tener en cuenta que es la única mezquita a la que pueden ingresar personas que no practiquen esa religión.

Disfrutar de este templo es una de las visitas obligadas en la ciudad aunque es necesario tener en cuenta que hay que respetar ciertas reglas. Por ejemplo, es necesario saber que no se puede acceder con remeras sin mangas o pantalones que sean por encima de la rodilla. De la misma manera, las mujeres deben ingresar con el cabello cubierto y todos deberán estar descalzos.

Fotos: Nelson ebelt en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...