Madrid despide al Café Comercial

El Café Comercial de Madrid cierra sus puertas por última vez después de más de 100 años dando servicio a todo tipo de clientes.

Café Comercial en Madrid

El cierre de lugares emblemáticos de la capital continúa. En este caso, de sorpresa, se ha llevado a cabo el cierre del Café Comercial, mítico establecimiento situado en la Glorieta de Bilbao. Los habitantes de la ciudad y los curiosos, han reaccionado con cariño, colocando post-its y otros mensajes en los cristales para despedirse y agradecer emociones y recuerdos a este lugar tan inolvidable.

La prensa se ha encargado de desvelar realmente los motivos del cierre. Si bien muchos negocios de la zona están cerrando debido al cese de la renta antigua, este no es el caso del Café Comercial, dado que la propiedad del local era de la familia que regentaba el negocio. Este café llevaba abierto desde más de 100 años, habiéndose convertido en un destino ideal para todo tipo de personas, especialmente para escritores y poetas que lo elegían como su lugar de concentración a la hora de dar forma a bellas palabras.

El motivo del cierre no ha quedado muy justificado, pero se explica por parte de sus propietarias, que se trata de una decisión unificada debido a que su edad está avanzada y a que han tenido algunos problemas de salud. Aunque sus hijos estaban al cargo del negocio desde hace algunos años, han preferido optar por el cierre.

Es una decisión que no ha gustado a los madrileños, que ven cómo uno de los lugares más clásicos de la zona se despide de forma absoluta. A los trabajadores del café, la mayor parte camareros en sus 60 años, también les ha sorprendido la decisión, dado que los resultados del negocio estaban siendo más positivos que antaño aunque se mantuvieran en un nivel de ingresos ajustado. En tiempos recientes el café se había convertido en destino habitual de celebración de eventos y otro tipo de actividades culturales que habían ayudado a proporcionarle una dosis de interés adicional. Para comprobarlo solo hay que ver lo activo que era en las redes sociales, donde tenía una presencia importante.

Al final parece que el cierre se ve motivado por el cambio de filosofía en la forma de vivir y actuar. Han sido tres generaciones las que han pasado por el local, pero el negocio se ha truncado ahora y no hace más de 100 años cuando se fundó. Los curiosos todavía pueden pasar por el local para ver los cristales llenos de mensajes que no han tardado en llegar, de manera irremediable, a las redes sociales.

Vía: El Confidencial

Foto: Gadini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...