Los urinarios ecológicos llegan a las calles de París

Los urinarios ecológicos de las calles de París enfrentan a los ciudadanos debido a lo chocantes que resultan.

urinarios en París

En muchas ocasiones nos encontramos paseando por la ciudad y de repente buscamos un baño de forma desesperada, y es que nadie puede estar prevenido ante la llamada de la naturaleza. Es entonces cuando nos vendría estupendamente un baño público y parece que París ha pensado en esto.

Lo que ocurre es que los urinarios que han colocado en la capital de Francia son bastante “peculiares”, puesto que se trata de urinarios ecológicos que se sitúan al aire libre. Es decir, en el momento en el cual entren ganas de miccionar prácticamente todo el que pase por allí podrá vernos.

Estos urinarios están situados en algunos puntos estratégicos de la ciudad y se presentan como equipos 100% ecológicos pintados de un color rojo intenso y se han habilitado carteles cercanos al mismo para informar de que está ubicado en esa zona. Aunque los funcionarios parisinos dicen que es una idea “muy buena” para reservar las zonas de París con mayor tránsito, dado que estas calles tienen problemas porque hay muchas personas que hacen sus necesidades en la calle, lo cierto es que la mayoría de los vecinos de la zona no están demasiado contentos con la decisión que se ha tomado. Los residentes han escrito una carta al ayuntamiento quejándose de estos urinarios, explicando que aunque les parecen útiles son poco atractivos y afean la zona, además de ser “desagradable”, ya que no es plato de buen gusto ver a las personas orinar cerca de tu casa.

Ante estas quejas, Ariel Weil, mandatario del cuarto distrito de París, ha salido en defensa de estos urinarios a través de unos comentarios en su cuenta de Twitter. De hecho, ha explicado que ya se han instalado cuatro urinarios y parece ser que puede que se llegue a instalar un quinto.

Los conocidos como “pissoirs” han causado un gran revuelo en la ciudad. Son urinarios ecológicos que aprovechan los minerales y nutrientes que contiene la orina de un ser humano para poder fabricar compost para abastecer los jardines y parques de París. No hay que olvidar que la orina cuenta con nitrógeno, potasio y fósforo suficiente para fertilizar varios metros cuadrados de zonas verdes.

Aunque el revuelo se ha formado ahora en París, no es la primera vez que en esta ciudad se pueden ver urinarios de este tipo. A finales del siglo XIX eran habituales en la capital francesa, puesto que se dispusieron para los hombres que iban y volvían del trabajo. Sin embargo, todo cambió en cuanto las mujeres se integraron en el mundo laboral, ya que entonces empezaron a hacer falta baños cerrados donde hubiera un lavamanos y papel higiénico. París no es el único lugar que utiliza este tipo de urinarios, dado que se han visto en lugares como Ámsterdam, Bélgica y Australia.

Vía: CNN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...