Los turistas de Brujas pagan más en los restaurantes

Los restaurantes de Brujas tienen cargos adicionales para los turistas y descuentos para los residentes locales.

Restaurantes en Brujas

El continente europeo cuenta con un gran número de rincones con encanto que suelen ser destinos habituales para los turistas. Son muchas las ciudades de las que podemos disfrutar, siendo una de las más significativas Brujas. Pero, si ya esta localidad era un destino bastante caro, ahora lo es aún más teniendo en cuenta que muchos establecimientos de la zona aplican cargos adicionales a los visitantes.

Principalmente, en la capital de Flandes, los turistas tienen que pagar un porcentaje mayor si quieren disfrutar de las comidas típicas de la localidad en sus muchos restaurantes. Lo habitual, es que estos cargos sean de alrededor del 10%, aunque en ocasiones, podemos encontrarnos porcentajes mayores.

El sector de la hostelería es el que suele aplicar esta medida, sobre todo cuando se trata de cenas. Los turistas que visitan Brujas pagan más dinero por cenar en los establecimientos de la ciudad que los habitantes de la capital y aunque esta práctica para muchos es abusiva, según la agencia de protección de consumidor en el país se trata de una actividad completamente “legal”, así que los restaurantes están en su derecho a llevarla a cabo.

Uno de los establecimientos más conocidos de la ciudad es Brugsch Friesthuys, donde también se aplican estos porcentajes adicionales. Así lo defendía su director Gauthier Gevaer, explicando que sus políticas de actuación se basaban en premiar a los clientes habituales, ofreciendo descuentos exclusivos y diferenciándolos de los consumidores eventuales. También contaba que es una medida para aprovechar el turismo masivo que tiene Brujas. Además, Gevaer añadió que no pide ningún tipo de documento identificativo a estas personas, tan solo con escucharlos hablar ya sabe si son de la ciudad o no, puesto que allí tienen su propio dialecto.

Brujas no es la única ciudad de Europa que ha implantado estas medidas. También lo hace desde hace tiempo Venecia debido a la gran cantidad de turistas que visitan esta ciudad anualmente. Si no vivimos en la localidad italiana, podemos llegar a pagar hasta un 20% más por cenar en alguno de sus establecimientos, un porcentaje que disfrutan como descuento los habitantes locales. Aunque en el caso de Venecia, la contratación de otros servicios como el alquiler de embarcaciones también presentan estas diferencias de precios.

Otras regiones del mundo como Cuba son ejemplo de estas situaciones. En la isla, los turistas pagan con unas monedas diferentes a los locales. India o Camboya también se han sumado a este tipo de iniciativas, sobre todo a la hora de visitar sus monumentos emblemáticos, como el Taj Mahal o Angkor Wat, donde los turistas pagan unas entradas algo más caras.

Foto: kirkandmimi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...