Los tesoros arquitectónicos de Salamanca

La ciudad de Salamanca, capital de la provincia de mismo nombre, fue declarada por la UNESCO Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1988 y en 1998 Capital Europea de la Cultura, por el invalorable legado arquitectónico que guardan sus edificios y calles. Situada junto al río Tormes, la ciudad nos ofrece un espléndido patrimonio arquitectónico, en inmejorables condiciones de conservación, construido casi exclusivamente con la dorada piedra de Villamayor, que la ha hecho famosa en el mundo entero y centro de referencia del turismo cultural.

La ciudad es capital de la provincia de Salamanca, una de las 9 provincias que conforman Castilla y León. El clima en la región es frío y seco en invierno y caluroso en verano, con temperaturas que promedian los 24º / 25º C, llegando en enero a los 35º e incluso 40º C.


En la ciudad de Salamanca se erige la prestigiosa Universidad de Salamanca, la más antigua de toda España, la primera de Europa en obtener el título de Universidad, y una de las más famosas a nivel mundial por la calidad de sus estudios. La frase popular “Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta”, hace alusión precisamente a esta Casa de Altos Estudios.

Universidad de Salamanca

La fundación de la universidad data del año 1218 por el rey Alfonso IX de León. Bajo el reinado de Alfonso X el Sabio se transformó de Estudio General en Gran Universidad. El cardenal aragonés Pedro de Luna, que luego sería Benedicto XIII, gran protector de la institución, impulsó la compra de los primeros solares y la construcción de las Escuelas Mayores (edificio histórico de la universidad) a partir del año 1411.

Por la Universidad de Salamanca (USAL) han pasado como alumnos o profesores algunos de estos nombres famosos que la enaltecen aún más: Hernán Cortes (conquistador de México), Miguel de Unamuno (fue rector tres veces), Fray Luis de León, Francisco de Vitoria, Antonio de Nebrija, Beatriz Galindo (profesora de Latín de Isabel la Católica), Adolfo Suárez, Calderón de la Barca, entre muchos otros.

La web de la Universidad de Salamanca ofrece una visita virtual a los claustros universitarios, que nos permite conocer por dentro esta maravilla arquitectónica y de relevancia histórica y cultural. Aunque esta “visita virtual” tendría que servirnos de preludio para el viaje a Salamanca, y conocerla personalmente. Su construcción (en algunos edificios de estílo gotico, en otros renacentista), nos maravillará.

Las dos catedrales de Salamanca, conocidas como la vieja y la nueva, fueron construidas con 4 siglos de diferencia. La Catedral Vieja que data del siglo XII, es de estilo románico, mientras que la Catedral Nueva, de estilo gótico, comenzó a ser construida en el siglo XVI y fue concluida en el siglo XVIII. Ambas catedrales se encuentran construidas una junto a la otra, inclusive para la construcción de la nueva Catedral se demolieron algunos brazos de la vieja catedral. El denominado “Patio Chico”, es un espacio común de ambas catedrales, desde el cuál se puede apreciar a estas dos imponentes construcciones en su conjunción.

visión nocturna de la Catedral Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca es el centro de vida urbana de la ciudad, y es conocida como una de las plazas más bellas del mundo. Allí se encuentran las Casas Consistoriales, el Ayuntamiento de Salamanca. El ala este de la plaza, llamado Pabellón Real, muestra entre sus arcos medallones con el busto de algunos reyes de España.

Plaza Mayor de Salamanca

Hasta mediados del siglo XX la plaza poseía un jardín central, con árboles y un quiosco de música en su centro. Pero en 1955 se la reformó y hoy el piso de la plaza está constituido por baldosas de granito gris con marcas de granito rosa.

Pero la Universidad de Salamanca y la Plaza Mayor son apenas dos lugares de relevancia en una visita a Salamanca, ciudad que nos ofrece muchos tesoros arquitectónicos por disfrutar.

Entre otros, cabe destacar, el Palacio de Anaya, el Colegio de San Ambrosio (actualmente Archivo de la Guerra Civil Española), el Convento de San Esteban, el Palacio de Monterrey, la Casa-Museo de Unamuno (antigua casa de los rectores de la Universidad, conservada tal cual la habitó el escritor y pensador), el Mercado de Abastos en la antigua Plaza de la Verdura, entre muchos otros lugares.

Para apreciar, conocer y disfrutar los tesoros de la ciudad, lo recomendable es luego de encontrar alojamiento en Salamanca, optar por las Rutas Turísticas, que se pueden recorrer a pie.

La Ruta Jacobea de Salamanca, por ejemplo, en su itinerario recorre el Puente Romano, la Iglesia de Santiago, la Catedral Vieja y la Casa de las Conchas. También la Clerecía de San Marcos, el Colegio del Arzobispo Fonseca, el Convento de las Úrsulas y Casa de las Muertes, para concluir en la Plaza Mayor y el Palacio Fonseca o La Salina, hoy sede de la Diputación Provincial.

Vale destacar la denominada Ruta de Turismo Accesible, que permite conocer los principales edificios y monumentos de Salamanca, pero con facilidades a personas con discapacidades, sean visuales o motrices. Esta Ruta –una interesante propuesta del Ayuntamiento local- tiene como itinerario muchos de los lugres que ya hemos mencionado, pero con especial énfasis en eliminar todas las barreras, para que la ciudad también sea apreciada por todas las personas.

Pero además del turismo patrimonial, la ciudad también ofrece rutas turísticas religiosas, y los atractivos museos y centros culturales que conjugan el recuerdo de la atrapante historia de la región, como las nuevas expresiones artísticas que se dan vida en Salamanca. La ciudad es sede del Festival Internacional de Artes de León y Castilla, que se realiza anualmente hacia los meses de mayo y junio.

Para llegar a Salamanca, la mejor opción es tomar un avión Madrid – Barajas y luego desde allí ir en autobús o en tren a Salamanca. El viaje demora alrededor de 2 horas.

Cuando viajes a Salamanca, en el recorrido por la ciudad, no olvides buscar la rana en la fachada de la Universidad y el astronauta en la Catedral Nueva. Sino, no podrás contar que estuviste en Salamanca.

astronauta.jpg

Se trata de un relieve moderno en la puerta del lado del Evangelio (norte) de la catedral nueva de Salamanca, introducido en la restauración realizada en la década del ’90.

Pero como una ciudad no es sólo sus recorridos por museos y construcciones arquitectónicas, no olvides también nuestra guía de las rutas gastronómicas de Salamanca.

Imágenes:
foto 1: traselvisor
Catedral de Salamanca: Vic Lic
Astronauta en la catedral: Rafael Jiménez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...