Los ciudadanos de Oxford no soportan más el turismo

El turismo en la ciudad universitaria de Oxford es exagerado y está provocando problemas en el día a día de la región.

Ciudad de Oxford

No hace mucho conocíamos la noticia de que los ciudadanos de Venecia habían llevado a cabo protestas contra la gran afluencia de turistas y ahora están haciendo lo propio los habitantes de Oxford. La popular ciudad universitaria de Inglaterra se ha visto masificada en los últimos años con la llegada de un gran número de visitantes, lo que ha hecho que los ciudadanos de Oxford denominen la situación como un “infierno turístico”.

La paz y la armonía que se respiraban en sus calles se han convertido en un caos, con un gran número de personas paseando por ellas y no dejando vivir con “normalidad” a los habitantes de la localidad británica. Así lo han explicado muchos de ellos a través de sus redes sociales, exponiendo que es muy complicado vivir en una ciudad donde apenas se puede “andar” por las calles o que cada dos pasos te encuentras una aglomeración de personas de al menos 30 individuos por grupo.

Todas estas quejas han llegado a oídos del gobierno y así Mary Clarkson, consejera de trabajo de Oxford, apuntaba a que hay que “hacer algo” rápidamente con esta situación, porque todo ello está empezando a descontrolarse. Además, Clarkson comentó que se deben tomar medidas para que no se obstruya el paso a la ciudad ni se masifiquen las carreteras principales.

Oxford se ha visto asaltada por un gran número de turistas en los últimos años. Sin ir más lejos, tan solo en 2016 contó con más de 7 millones de visitas, lo que la ha colocado como la séptima ciudad más popular del Reino Unido tras algunas tan conocidas como Londres, Manchester o Liverpool, entre otras. El principal atractivo de Oxford es que se trata de la ciudad universitaria por excelencia. Muchos son los que se acercan para conocer la famosa universidad o pasear por sus calles medievales llenas de encanto. Pero la localidad es pequeña y se está viendo saturada con la gran afluencia de turistas que tiene desde hace unos años.

De momento, ya se han empezado a tomar algunas medidas, como es el caso de prohibir la circulación de autobuses y taxis por Queen Street, sobre todo a partir de que abriera Westgate, un nuevo centro comercial. Aún así, los ciudadanos siguen mostrando su descontento y han explicado que necesitan soluciones cuanto antes.

Además de Venecia y Oxford, otras ciudades europeas también se encuentran en una situación similar y en ellas los habitantes han causado alguna revuelta. Es el caso de Barcelona o Mallorca, aunque el mayor problema lo tiene Dubrovnik, donde la UNESCO ha tenido que pronunciarse para que no pierda su valor patrimonial.

Foto: marlonbenavides23

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...