Londres, la ciudad de las mil caras

HISTORIA

Londres Romana

Los romanos llegaron en el año 43 d.C. y establecieron Londinium como campamento militar permanente, aunque su principal ‘fortaleza’ estaba en Colchester. En 60 d.C., un incendio devastó a Londinium, que después emergería como la nueva capital comercial y administrativa de Britannia.

Sajones y daneses

En el siglo cuarto, el Imperio Romano estaba cayendo y en el año 410 abandonaron oficialmente la ciudad, dejándola en mano de los invasores, los sajones. En el 841 y 851 los viquingos daneses atacaron y en el 1016 el líder danés, Canute, se convirtió en Rey de toda Inglaterra.

westminster.jpg

Londres se estableció como capital, una posición que ha mantenido hasta la actualidad. El breve dominio danés finalizó con la ascensión de Eduardo ‘El Confesor’ (1042-1066), cuyo reinado vio la separación geográfica del poder en la capital, con el gobierno real situado en Westminster y la parte comercial centrada en la conocida como City of London.

De 1066 a la ‘Muerte Negra’
Eduardo nombró a Harold, conde de Wessex, como sucesor. Harold fue sucedido por Guillermo el Conquistador en la Batalla de Hastings, en 1066. En los siguientes siglos, la City vivió contínuos malos momentos en la monarquía que culminaron en la Carta Magna de 1215. Londres debía elegir a su Lord. En 1348 la ciudad sufrió la extendida por toda Europa plaga bubónica, conocida como la Muerte Negra. La enfermedad mató a la mitad de la población de la ciudad en dos años.

Londres en manos de los Tudor
Fue bajo el poder de la familia real Tudor cuando Londres comenzó a prosperar y su población a incrementarse. El desarrollo más importante del siglo XVI fue la Reforma Inglesa, la separación de la Iglesia Inglesa de Roma. La familia Tudor permitió una mejora de la economía del país. En el reinado de Elizabeth I (1558-1603) Londres también fue testido del Renacimiento inglés, especialmente en el campo de la literatura, que llegó a su máximo apogeo con las brillantes carreras de Christopher Marlowe, Ben Jonson and William Shakespeare.Fue bajo el poder de la familia real Tudor cuando Londres comenzó a prosperar y su población a incrementarse.

El desarrollo más importante del siglo XVI fue la Reforma Inglesa, la separación de la Iglesia Inglesa de Roma. La familia Tudor permitió una mejora de la economía del país. En el reinado de Elizabeth I (1558-1603) Londres también fue testido del Renacimiento inglés, especialmente en el campo de la literatura, que llegó a su máximo apogeo con las brillantes carreras de Christopher Marlowe, Ben Jonson and William Shakespeare.Fue bajo el poder de la familia real Tudor cuando Londres comenzó a prosperar y su población a incrementarse. El desarrollo más importante del siglo XVI fue la Reforma Inglesa, la separación de la Iglesia Inglesa de Roma. La familia Tudor permitió una mejora de la economía del país. En el reinado de Elizabeth I (1558-1603) Londres también fue testido del Renacimiento inglés, especialmente en el campo de la literatura, que llegó a su máximo apogeo con las brillantes carreras de Christopher Marlowe, Ben Jonson and William Shakespeare.

buckinham.jpg

Londres de los Stuart
En 1603, James VI de Escocia pasó a ser James I de Inglaterra (1603-1625), uniendo las dos coronas e iniciando la dinastía Stuart. La impopular Gunpowder Plot by Guy Fawkes y un grupo de conspiradores católicos tuvieron en 1605 un intento fallido de ataque al rey en el State Opening of Parliament. Bajo el reinado de Chales I (1625-1649) la tensión entre la Corona y el Parlamento culminó en una Guerra Civil. Después de varias derrotas, Charles sucumbió y fue ejecutado en 1649. Londres pasó a formar parte de la Commonwealth bajo el reinado de Oliver Cromwell, y encontró su refugio bajo la ley de los Puritanos hasta que Charles II (1660-1685) anunció la Restauración de la Monarquía. Los buenos tiempos llegaron pero se esfumaron con la plaga de 1665, que acabó con 100.000 vidas. En 1666 sufrió un nuevo incendio que acabó con el 80% de la ciudad y 100.000 personas sin casa. La Gran Reconstrucción, como fue conocida, fue uno de los logros más importantes de la historia de la ciudad, y extinguió gran parte de los rasgos de ciudad medieval con los que contaba.

Fue bajo el poder de la familia real Tudor cuando Londres comenzó a prosperar y su población a incrementarse. El desarrollo más importante del siglo XVI fue la Reforma Inglesa, la separación de la Iglesia Inglesa de Roma. La familia Tudor permitió una mejora de la economía del país. En el reinado de Elizabeth I (1558-1603) Londres también fue testido del Renacimiento inglés, especialmente en el campo de la literatura, que llegó a su máximo apogeo con las brillantes carreras de Christopher Marlowe, Ben Jonson and William Shakespeare.En 1603, James VI de Escocia pasó a ser James I de Inglaterra (1603-1625), uniendo las dos coronas e iniciando la dinastía Stuart. La impopular Gunpowder Plot by Guy Fawkes y un grupo de conspiradores católicos tuvieron en 1605 un intento fallido de ataque al rey en el State Opening of Parliament. Bajo el reinado de Chales I (1625-1649) la tensión entre la Corona y el Parlamento culminó en una Guerra Civil. Después de varias derrotas, Charles sucumbió y fue ejecutado en 1649. Londres pasó a formar parte de la Commonwealth bajo el reinado de Oliver Cromwell, y encontró su refugio bajo la ley de los Puritanos hasta que Charles II (1660-1685) anunció la Restauración de la Monarquía. Los buenos tiempos llegaron pero se esfumaron con la plaga de 1665, que acabó con 100.000 vidas. En 1666 sufrió un nuevo incendio que acabó con el 80% de la ciudad y 100.000 personas sin casa. La Gran Reconstrucción, como fue conocida, fue uno de los logros más importantes de la historia de la ciudad, y extinguió gran parte de los rasgos de ciudad medieval con los que contaba. En 1603, James VI de Escocia pasó a ser James I de Inglaterra (1603-1625), uniendo las dos coronas e iniciando la dinastía Stuart. La impopular Gunpowder Plot by Guy Fawkes y un grupo de conspiradores católicos tuvieron en 1605 un intento fallido de ataque al rey en el State Opening of Parliament.
plaza.jpg
Bajo el reinado de Chales I (1625-1649) la tensión entre la Corona y el Parlamento culminó en una Guerra Civil. Después de varias derrotas, Charles sucumbió y fue ejecutado en 1649. Londres pasó a formar parte de la Commonwealth bajo el reinado de Oliver Cromwell, y encontró su refugio bajo la ley de los Puritanos hasta que Charles II (1660-1685) anunció la Restauración de la Monarquía. Los buenos tiempos llegaron pero se esfumaron con la plaga de 1665, que acabó con 100.000 vidas. En 1666 sufrió un nuevo incendio que acabó con el 80% de la ciudad y 100.000 personas sin casa. La Gran Reconstrucción, como fue conocida, fue uno de los logros más importantes de la historia de la ciudad, y extinguió gran parte de los rasgos de ciudad medieval con los que contaba.

Llega Geoge I
La expansión continuó con la ascensión de George I (1714-1727). El volumen del comercio tomó más importancia y la ciudad se convirtió en una de las más pobladas del mundo, con cerca de un millón de habitantes. Aunque Londres era una ciudad ‘sana’, también se experimentó una alta tasa de mortalidad.

Las enfermedades eran habituales, pero la real causa de muertes fue la ginebra. En los peores momentos, la consumición media era de dos vasos por semana.

La seguridad en la ciudad fue también una preocupación para el gobierno, que introdujo en la capital castigos. Sin embargo, el crimen continuó a lo largo del siglo XVIII y la población en la cárcel creció, como también el traslado a las colonias.

Siglo XIX
El siglo XIX vivió la ascension de Londres como capital de un imperio conocido en todo el mundo. La población de la ciudad creció de un millón de habitantes en 1801 acasi siete cien años después, denotando una clara sobrepoblación y polución, especialmente en las ‘slums’ de la zona Este. La coronación de la Reina Victoria (1837-1901) coincidió con un período en el que el prestigio internacional del país tuvo un crecimiento sin precedentes, y el espíritu de la época se reflejó en la Great Exhibition (Exposición Universal) de 1851, que tuvo lugar en Hyde Park. Mientras medio Londres sufría para llegar a fin de mes, la otra disfrutaba de la riqueza que la industrialización había dado al país.

hyde.jpg

Siglo XX
Durante la Primera Guerra Civil (1914-1918) Londres experimentó sus primeros ataques aéreos, pero los daños fueron ínfimos si se comparan con los millones de vidas que se cobró el conflicto. Después del boom de los años 20, la economía cayó en picado tras el crack del 29. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Londres se vio totalmente desprevenida y recibió los asedios de bombas durante 57 noches consecutivas. Tras el conflicto, muchos londinenses abandonaron la ciudad, iniciando un descenso de la población que todavía persiste. El problema se vio subsanado con la llegada de población inmigrante procedente de las colonias, en particular del subcontinente Indio y de las Índias del Este. Durante los prolíficos años 20, la moda se instauró en Londres, que fue nombrada la ciudad más a la moda del planeta. En 1979, Margaret Tatcher ganó las elecciones generales para el partido Conservador, que iba a mantenerse en el poder durante 17 años.

Siglo XXI
Londres ha recorrido ya mucho desde el mandato de Tatcher. El redesarrollo ha continuado paulatinamente y los proyectos del Nuevo milenio han cambiado el rostro de la ciudad. También ha habido muchos cambios en las infrastructuras. Un significativo desarrollo político para la ciudad ha sido la cración de la Greater London Assembly y el American-style Mayor of London.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...