Londres inaugura el puente solar más grande del mundo

Londres acaba de inaugurar una instalación de más de 4.000 paneles fotovoltaicos en el puente de Blackfriars.

Puente solar Londres, tren

Londres concluyó el año 2013 anunciando grandes cambios. Por un lado, a partir de 2015 el metro de la capital británica funcionará de manera ininterrumpida los fines de semana. Los londinenses y turistas demandaban una medida similar desde hacía tiempo, ya que el transporte nocturno en viernes, sábados y domingos era insuficiente para una metrópolis de la talla de Londres. Por el otro, la ciudad británica presentó una futurista propuesta que todavía no cuenta con luz verde, pero que de confirmarse sin duda será un impulso para el turismo: un moderno aeropuerto que se situaría en un estuario del río Támesis, a 75 km del centro, y que permitiría aterrizar entre las aguas.

Si el año terminaba con buenas noticias y propuestas interesantes, 2014 también ha empezado con buen pie para Londres y para su emblemático río, que se extiende a lo largo de 346 km. Tras cinco años de construcción, la ciudad acaba de inaugurar el puente solar más grande del mundo: el Blackfriars Bridge, uno de los icónicos puentes que cruzan el Támesis. En la cubierta del puente se han instalado 4.400 paneles fotovoltaicos, que producen suficiente energía para cubrir la mitad de la demanda diaria de la estación vecina de Blackfriars. Se espera que, de ahora en adelante, la instalación reduzca las emisiones de carbono en 511 toneladas anuales, una buena cifra para una urbe como Londres.

Con esta nueva instalación, la ciudad vuelve la mirada hacia los desplazamientos sostenibles, y utilizará la infraestructura del Blackfriars Bridge para publicitar sus esfuerzos por convertirse en una metrópolis verde. Los miles de paneles fotovoltaicos, además, dejan una curiosa y futurista imagen del puente desde el aire, que a buen seguro se convertirá pronto en un icono de la ciudad visible desde la distancia. Junto a los nuevos rascacielos que pueblan el corazón de Londres, como The Shard, y a posibles proyectos que podrían llegar en unos años, como el nuevo aeropuerto del Támesis, la capital británica transforma y moderniza poco a poco su imagen, combinando modernidad y sostenibilidad.

Si viajas a Londres y quieres ver de cerca el puente solar más grande del mundo, encontrarás el Blackfriars Bridge, en su versión para peatones, entre el puente de Waterloo y el Blackfriars Railway Bridge, la versión del puente para trenes. Al norte del puente se encuentra Temple Church, una histórica iglesia construida por los templarios. Situado en el extremo sur del puente encontrarás el museo de arte moderno Tate Modern (entrada gratuita a las exposiciones generales), uno de los más visitados de la ciudad.

Foto / Cristiano Betta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...