Leopoldstadt; la parte más multicultural de Viena

Viena es una ciudad imperial, de gente con clase, dinero y poder; pero que tiene fama de ser también muy cerrada, aunque en la Leopoldstadt, nos encontramos lo contrario, al ser la parte más multicultural de Viena

viena

Hoy vamos a hablar quizás de las que es conocida como una de las ciudades más clásicas de Europa para hacer turismo. Se trata de la capital de Austria, por la que la verdad tengo ciertos sentimientos encontrados, pero que en este caso se convierten solamente en positivos si nos vamos únicamente de viaje al conocido como distrito dos de la ciudad, el también llamado localmente Leopoldstadt. ¿Y qué tiene esta zona que tanto me guste, o que no me de nada negativo? A continuación te lo explico poniéndola en contraste con la Viena más clásica y monumental.

Bien es cierto que Leopoldstadt no es precisamente un lugar de turistas, porque en el lugar no se concentran los monumentos más conocidos, ni puedes pasear por la ciudad más imperial, ni tampoco descubrirás la grandeza de sus emperadores. Sin embargo, lo que sí vas a descubrir en esta parte de Viena es sin duda su aspecto más joven, más vital, mas cosmopolita, más bohemio, y creo que una vez lo ves te quedas prendado de su esencia para siempre.

Sin embargo, aunque sus grandes plazas, sus modernos edificios, su claro carácter de residencia y su modernismo destacan claramente frente a todo lo que tenemos en mente cuando hablamos del turismo de Viena y de la grandeza de éste. Pero no solamente por ello es conocido el distrito dos de la ciudad, sino que hay más razones por las cuales hoy hablo de él, y que se refieren también al mundo cultural de la ciudad a la que parece que más de uno se ha encontrado como turista con la parte menos positiva de ella, y es que los vieneses no destacan demasiado por su buen carácter y su amabilidad con los turistas.

Sin embargo, precisamente este segundo distrito de Viena, Leopoldstadt, es conocido por ser uno de los lugares más amables de la ciudad, por ser un nido de convivencia de culturas, de las más tradicionales como las de los judíos que se visten con sus hábitos clásicos, a los más excéntricos homosexuales que apuestan todo por la moda más atrevida. Se trata de una combinación explosiva de cultura, de cambios y de la evolución propia de una ciudad moderna. Y desde luego, uno de los lugares menos turísticos, pero más destacados para concocer la otra esencia de Viena, menos descubierta, pero quizás mucho más interesante.

Imagen: I .. C .. U

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...