Las rutas que recorrer cuando viajes a Córdoba

Puedes elegir recorrerte los monumentos uno a uno o darte largos paseos en los que ir descubriendo los encantos cordobeses. Nosotros hemos optado por la segunda opción. ¿Te vienes?

Puente romano y mezquita Cordoba

Hay muchas cosas que ver en Córdoba y buena prueba de ello es que su casco histórico fue declarado en el año 1994 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por supuesto el monumento de obligada visita durante nuestra estancia en la ciudad andaluza será la Mezquita-Catedral de Córdoba, que también ostenta este mismo título desde 1984.

Para los que estéis pensando en visitar Córdoba os hemos preparado recorridos por el centro, una ruta del vino y también por los Patios Cordobeses, cuya fiesta también fue declarada en el 2012 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Por cierto, este año se celebra del 5 al 18 de mayo.

Ruta situada entre la Puerta de Almodóvar y la Mezquita

Pasa, entre otros, por estos puntos: Calle Judíos, Casa Andalusí, Sinagoga, Zoco Municipal, las plazas de Tiberíades, Maimónides y Cardenal Salazar, luego se dirige por las calles Romero y Deanes hacia las plazas de Ángel Torres y San Juan (donde se halla la Iglesia y Alminar de San Juan), para finalmente alcanzar la Plaza de la Trinidad con la iglesia del mismo nombre.

Desde aquí podemos seguir por las calles del Tesoro, Barroso, Belmonte, Céspedes y llegar hasta la Mezquita-Catedral para bordearla por la Grada Redonda y Cardenal González hasta la Puerta del Puente. Podemos cruzar el río Guadalquivir por la Bajada del Puente (de origen romano) hasta la Torre de la Calahorra (de época islámica, que actualmente acoge el Museo Vivo de al-Andalus). Este puente une el Barrio de la Catedral en el que nos encontrábamos, con el barrio que pisamos ahora, llamado el Campo de la Verdad. Aquí nos relajaremos en el extenso Parque de Miraflores.

Ruta alrededor de la Judería, la Mezquita y el Museo Arqueológico

Esta pequeña ruta parte de la Puerta del Puente y se dirige hacia la Plaza del Triunfo, donde se encuentra el Triunfo de San Rafael (el ángel custodio de la ciudad). Mientras paseamos saldrán a nuestro paso el Museo Diocesano, el Palacio de Congresos y Exposiciones y la Mezquita-Catedral. No nos detendremos aquí, simplemente bordearemos este bello monumento de nuevo para seguir hacia la Plaza de la Concha, donde descubriremos la Casa de la Concha y las estrechas callejuelas del Pañuelo, de las Flores y de la Hoguera.

El siguiente tramo nos llevará por las calles Rey Heredia, Santa Ana, Marqués del Villar, Ambrosio de Morales, el callejón Arquilos y la Calle Cabezas hasta alcanzar la Plaza Abades, situada junto a la Plaza de la Concha. En este recorrido pasaremos por el Museo Arqueológico de Córdoba (Palacio de los Páez de Castillejo), el Convento del Corpus Christi, además de los palacios de los Marqueses del Carpio y de los Fernández de Mesa.

Rutas por los Patios Cordobeses

Hay un total de 9 rutas diferentes que te presentarán los Patios Cordobeses. 6 de ellas parten de Viana y se dirigen hacia la Mezquita. La primera pasa por la Plaza de la Corredera y San Francisco, la segunda por San Pablo, la tercera por Capuchinos y la Plaza de la Compañía, la cuarta recorre las zonas de San Miguel, San Hipólito y la Trinidad, la quinta se dirige por San Andrés y San Pedro, mientras que la sexta lo hace por la Magdalena y Santiago.

Las rutas 7 y 8 recorren respectivamente la Ajerquía Norte y la Ajerquía Sur. La número 8 se extiende por la Judería y el Alcázar Viejo.

Entre los patios monumentales destacan los situados en el Palacio de Viana, el Mercado Sánchez Peña, el Convento de Santa María, de Santa Isabel y el del Corpus Christi, así como los ubicados en los diferentes palacios. En cuanto a los clasificados como ‘populares’, hay que mencionar el situado en las calles Ambrosio Morales nº 5, 7 y 24, Julio Romero de Torres nº 4 y 19, Horno del Cristo nº 3 y 4, Encarnación nº 8, 11, 12 y 19, Conde de Arenales nº 4, Juramento nº 1, Sánchez Peña nº 14, Maese Luis nº 9, 21, 22 y 23, etc. Podéis consultar el catálogo completo en la página web de Turismo de Córdoba que os enlazamos en la parte inferior.

Ruta del Vino Montilla-Moriles

Otra forma de disfrutar de la ciudad es a través de su gastronomía cordobesa y la cultura de sus vinos. Como la primera ya le hemos descubierto en el post ‘Córdoba, Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2014’ hoy nos centramos en saborear la ciudad a través de sus vinos con denominación de origen Montilla-Moriles.

Para ello tenéis que conocer los diferentes tipos de caldo y aseguraros de probarlos todos antes de marcharos. El fino es el más popular para ir de tapas, mientras que el joven se sirve muy frío, especialmente para acompañar aperitivos o platos elaborados con pescado y marisco. Con comidas más fuertes como embutidos, quesos curados y salazones se recomienda el amontillado. El vino dulce Pedro Ximénez es la opción perfecta para maridar tus postres y, por último, el oloroso se acostumbra a tomar a media mañana o tarde.

¡Buen viaje!

Fuentes / Turismo de Córdoba y Wikipedia

Foto / shaorang y Cruccone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...