Las ruinas de Chichén Itzá aumentan el precio de sus visitas

Los precios de las entradas para visitar las fantásticas ruinas de Chichén Itzá han aumentado en 2019.

Chichén Itzá

De manera indudable las ruinas de Chichén Itzá son uno de los grandes valores con los que México se presenta al mundo, sobre todo en lo relacionado con el turismo arqueológico. Y no tenemos ninguna duda tampoco de que continuará siendo uno de los destinos preferidos por los turistas por mucho que el precio del acceso haya aumentado de forma oficial por parte del gobierno de la región. Así, desde ahora el acceso las ruinas deja de tener un precio de 242 pesos para pasar a costar 480 pesos.

El problema es que las agencias de viajes y las organizadoras de tours turísticos no han reaccionado con mucho entusiasmo. El gobierno ya imaginaba que se encontraría algún tipo de crítica, pero no creía que vinieran desde dentro del país. Lo que no habían anticipado es que muchas empresas relacionadas con el turismo ya habrían planificado viajes para este 2019, por lo que ahora se encuentran con un coste con el cual tienen que correr ellas mismas.

Así mismo, se cree que los negocios cercanos a las ruinas también se verán afectados a la vista de que los turistas tendrán menos dinero para gastar en ellos. Quizá, no obstante, sea una afirmación un poco fuera de contexto a la vista de que el cambio, aunque elevado, tampoco lleva a considerar una modificación drástica en el bolsillo de los viajeros.

Chichén Itzá está entre los planes de muchos de los visitantes que llegan a México, en parte por la cercanía que tiene a otros destinos turísticos de gran relevancia, como la Playa del Carmen y Cancún. No es, eso sí, una zona que sea muy frecuentada por los propios mexicanos, que por un motivo u otro no sienten tanto interés por ir a estas ruinas y se convierten en un punto de peregrinación habitual por parte de los visitantes del extranjero. Las cifras en este sentido hablan por sí solas: un 90% de los visitantes que llegan a Chichén Itzá son de otros países.

Para los extranjeros el plan de ir a la playa y luego visitar las ruinas se convierte en una muy buena idea y en México saben bien que aunque un aumento en el precio del acceso no le gusta a nadie, seguirá siendo un lugar que tendrá muchos visitantes. Al fin y al cabo, no se encuentra en un mal punto turístico, ni lejos ni apartado de las zonas principales, por lo que los visitantes seguirán llegando de manera inmediata. Hay que tener en cuenta el vínculo de las ruinas de Chichén Itzá con la cultura Maya, dado que se trató de la capital del imperio y recorrerlas permite sentir cómo se vivía en este lugar mucho mucho tiempo atrás.

México

Entre los muchos atractivos de las ruinas de Chichén Itzá está El Castillo, el templo de Kukulkán que seguro que habéis oído por todo tipo de películas, libros y videojuegos. Este templo está formado por una pirámide de 91 peldaños por lado que llevan a que la estructura completa tenga un total de 365 pasos equiparándose a los días del año. Para los turistas que no quieran permitirse el aumento del precio en la visita a estas fantásticas ruinas hay una alternativa: visitar las ruinas de Tulum, que se encuentran bastante cerca y que tienen un acceso de solo 75 pesos, siendo un destino low cost que también gusta a los viajeros.

En cualquier caso, este tipo de medidas en el aumento de los precios, ajustes en los accesos o reducción de aforo y control de volumen de visitantes, son cada vez más habituales en destinos turísticos de gran popularidad en el mundo entero. El turismo se enfrenta a nuevos retos a diario y los gobiernos tienen que buscar maneras de superar los obstáculos que van apareciendo en el camino. En México se ha tomado esta decisión que aunque no ha gustado, en términos globales reflejará un aumento en los ingresos por los accesos que seguro que ayuda mucho al país en las cuentas generales.

Durante los próximos meses se irá viendo cuál es el resultado de esta nueva medida tomada por el gobierno de México. Por las declaraciones que han hecho representantes del gobierno, aparentemente no hay vuelta de hoja en lo que se ha decidido, así que por mucho que haya entidades que no estén de acuerdo no se debería esperar una vuelta al precio anterior. Tampoco habría que descartar, y lo decimos en bajito, de aquí a unos cuantos años el precio vuelva a aumentar. La estadística de que un 90% de los visitantes son extranjeros y no ciudadanos mexicanos nos hace creer que el gobierno está haciendo más presión debido a ello, porque sabe que no habrá tanta consecuencia en lo referente a sus propios ciudadanos, que siempre están en lo más alto de las preocupaciones de la nación a la hora de hacer cambios.

Foto: jarmolukantonmaster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...